Crédito: Sahara Force India F1

Luego de que Force India fuera puesta bajo administración por insolvencia a finales de julio, la llegada de un comprador fue vital para que el equipo con sede en Silverstone pudiera continuar a flote.

El proceso de venta se llevó a cabo a cargo de un conjunto de administradores que revisó las propuestas y eligió la que mejor le convenía. El grupo de Lawrence Stroll, padre de Lance, actual piloto canadiense de Williams, surgió como corcel blanco a salvar a la escudería; sin embargo, una compañía rusa que también participó en el proceso de compra ha cuestionado la compra.  

Dmitry Mazepin está asociado con la firma química Uralkali en calidad de director adjunto en la mesa directiva, siendo una de las licitantes y que dio a conocer sus preguntas respecto al proceso; el ruso es padre del participante de GP3 y piloto de pruebas de Force India, Nikita.

Sabiendo que su hijo podría ser un candidato importante para el asiento del equipo, y aunado a su influencia dentro de la empresa, no es sorpresa que Uralkali haya emitido un comunicado con su cuestionamiento.

“Consideramos que el proceso llevado a cabo por el Administrador no fue en el mejor interés para los acreedores, el resto de los accionistas de Force India y el deporte en general”, se acota en un comunicado.

La empresa contó con un equipo de abogados, contadores, financieros y un experto de la F1 –que se rumora que fue el ex jefe del equipo McLaren, Martin Whitmarsh– para la elaboración de una propuesta competitiva, presentada por Paul J. Ostling, director independiente de la empresa química.

Uralkali optó por que el proceso de licitación fuera a través de la entrega de las solicitudes en sobres cerrados y abiertos en la presencia de representantes asignados por los mismos licitantes; sin embargo, la suya fue rechazada.

Crédito: Sahara Force India F1

En la descripción de la empresa, para poder presentar la propuesta de rescate del equipo, primero debían tener la autorización de 13 bancos indios –ya que se tomó como medida de seguridad congelar los activos de los accionistas originales– y una corte inglesa que enmendara la medida antes señalada. Por ello, Uralkali argumenta que estas condiciones no se pudieron lograr en el tiempo estipulado por el Administrador, por lo que replantearon su propuesta y en lugar de rescatar al equipo, ofrecieron entablar negocios y comprar activos dentro del mismo.

No obstante, luego de haber mandado la propuesta hace un par de semana, la empresa indica que el Administrador dejó de tener comunicación con ellos y que supieron de ellos hasta el correo que les llegó anunciando que ya habían empezado negociaciones formales con un licitante potencial que podría salvar el equipo. A su vez, los representantes de FRP Advisory, Geoff Rowley y Jason Baker, aseguraron que todos los licitantes fueron tratados de la misma manera durante el proceso.

“A todos los licitantes se les dio la misma oportunidad de mandar la mejor propuesta para Force India”, dijo FRP en un comunicado. “Por lo tanto, nosotros los administradores hemos seguido al pie de la letra nuestro deber objetivo como administradores y también contamos con la asesoría de un consejo legal”.

Esta serie de negociaciones dejan ver que tanto Stroll como Mazepin dejan entrever que ambos se postularon como licitantes para, en caso de ganar el proceso, pudieran asegurar la participación de sus hijos en la categoría máxima.