Compartir
FOTO: James Moy/Force India

Diez días después de ingresar a estado de “administración”, se ha llegado a un acuerdo con un nuevo grupo de inversionistas que asegurarán el futuro de Force India en la Fórmula 1.

Un consorcio que lidera el multimillonario Lawrence Stroll se ha conformado con ayuda de Otmar Szafnauer, Jefe de Operaciones de la fábrica con sede en Silverstone, Reino Unido, y varios miembros de la organización, facilitando el acuerdo con los administradores actuales, FRP Advisory, para tomar el control de la misma y devolverle su estado de solvencia.

El acuerdo se firmó este martes, de acuerdo con Autosport, con lo que reemplazarán a Vijay Mallya, Subrata Roy, la familia Mol y a Orange India Holdings Sarl como propietarios registrados; el siguiente paso para el grupo será cubrir la deuda a todos sus acreedores, con lo que los más de 400 empleados de la fábrica británica estarán garantizados.

“Estoy complacido de que tenemos el apoyo de un consorcio de inversionistas que creen en nosotros como equipo y que ven el potencial de negocio considerable que Force India tiene dentro de la F1 ahora y en el futuro”, indicó Szafnauer.

“En Force India, nuestra habilidad y compromiso han significado que siempre hemos rendido encima de nuestro nivel y esta nueva inversión asegura que tenemos un futuro brillante delante de nosotros. Quisiera agradecer a Vijay, Sahara Group y a la familia Mol por todo su apoyo y tomar el equipo tan lejos como las circunstancias permitieron”.

El grupo de Lawrence, padre del actual piloto de Williams, Lance Stroll, involucra a Andre Desmarais, Presidente y dueño del conglomerado financiero Power Corporation en Canadá; Jonathan Dudman, de la firma Monaco Sports and Management; John Idol, Jefe Ejecutivo de Michael Kors Holdings Ltd; John McCaw Jr., magnate de telecomunicaciones; Michael de Picciotto, asesor financiero en la iniciativa privada, y Silas Chou, socio de Stroll en diversos negocios relacionados en el mundo de la moda.

El adminstrador de FRP, Geoff Rowley, indicó que el capital estará disponible de inmediato, al grado de que el equipo saldrá del estado de “administración” oficialmente dentro de tres o cuatro semanas.

“Tras seguir un proceso robusto, al final nos quedamos un una oferta altamente creíble para salvar a la compañía y restaurar (estado de) solvencia”, aseguró. “Todos los acreedores serán pagados por completo, todos los trabajos serán conservados y el equipo tendrá fondos significativos para invertir en su futuro”.

Force India y sus pilotos, Sergio Pérez y Esteban Ocon, estarán en el Gran Premio de Bélgica del 26 de agosto, así como en el resto de la temporada de Fórmula 1.