FOTO: Lars Baron/Getty Images for Red Bull Content Pool

De marcar época al inicio de la década a llevar una de las relaciones más complicadas del paddock, Red Bull Racing y Renault Sport Racing terminaron su asociación en la Fórmula 1 este domingo.

Con el tercer lugar de Max Verstappen y el cuarto de Daniel Ricciardo en el GP de Abu Dabi, la escudería austriaca y la motorista francesa pusieron punto final a una unión que entregó el dominio más abrumador en la era V8, colocando a la casa de Milton Keynes como la sexta más exitosa en la historia, pese a tener solo 14 temporadas en la Categoría Máxima.

“En Red Bull encontramos un socio que podía desafiar por más en todo”, declaró Cyril Abiteboul, Director del programa de Renault. “A cambio, nosotros exploramos los límites de la tecnología de motor e introdujimos algunas de las innovaciones más de primer plano vistas en los motores de F1, incluyendo mejoras grandes en escapes soplados, economía de combustible y eficiencia de combustión”.

“También encontramos un socio cuyo espíritu competitivo igualó al nuestro. Juntos alcanzamos resultados excepcionales y, en su tiempo, nuestro récord será reconocido por sus méritos propios. Le deseamos a Red Bull todo lo mejor en su etapa siguiente y esperamos continuar nuestra rivalidad en pista en las temporadas venideras”.

Desde 2007, Red Bull y Renault consiguieron juntos 59 victorias, 60 PP, 60 vueltas rápidas, 160 podios y 4277.5 puntos, junto con los títulos de pilotos y constructores consecutivos de 2010 a 2013, emulando lo conseguido por el binomio McLaren-Honda entre 1988 y 1991.

Sebastian Vettel fue el referente en esta época, al sumar sus cuatro títulos y encabezar la lista de triunfos con 38, seguido de los nueve de Mark Webber (tercero en los Mundiales de 2010, 2011 y 2013), los siete de Ricciardo (tercero general en 2014 y 2016) y los cinco de Verstappen (cuarto en 2018).

Aunque los resultados no fueron los mismos en la era V6 Turbo, además de que la falta de rendimiento y constantes problemas generaron choques de declaraciones constantes entre Abiteboul y Christian Horner, ambos expresaron su reconocimiento mutuo por los números y su esfuerzo conjunto que inició hace 11 años.

“Ha sido una asociación larga y exitosa”, comentó el director de Red Bull. “Pero mientras un capítulo se cierra, otro se abre y ya estamos emocionados por 2019”.

Red Bull utilizará motores Honda a partir del Mundial 2019.