Tony Stewart celebrando tras ganar en Texas, en noviembre de 2011 (FOTO: NASCAR Media)

En una década, Stewart-Haas Racing ha pasado de animadora a una de las organizaciones que amenazan con ganar el título de NASCAR Cup año con año.

Esa es la casa nueva de Daniel Suárez, quien este lunes fue presentado como su nuevo integrante a partir de la temporada 2019, y que con la experiencia del resto de su alineación espera dar el salto hacia los primeros planos en la categoría.

18 AÑOS EN ACTIVO

Los orígenes del equipo se remontan a 2001, cuando Gene Haas se involucró en la categoría como patrocinador del poderoso Hendrick Motorsports, el cual lo ayudó a abrir su operación propia al año siguiente, bajo el nombre Haas CNC Racing.

El equipo participó de tiempo completo en 2003, pero con todo y los nombres de experiencia que pasaron por su asiento, pasó desapercibido, promediando resultados de 26° lugar en los casi 300 arranques que registraron sus inscripciones hasta 2008. En la serie Busch (hoy Xfinity) solo logró una victoria con Jason Leffler.

Fue hasta 2009 cuando Tony Stewart, quien en ese momento dejó Joe Gibbs Racing, compró la mitad del equipo y lo rebautizó a Stewart-Haas Racing, operando completamente desde Kannapolis, Carolina del Norte, en una instalación que Haas compró en 2006.

Los resultados se vieron de inmediato: Stewart ganó cuatro fechas puntuables y la “Carrera de Estrellas” de ese año, aunque los infortunios de los playoffs lo dejaron en sexto lugar general, mientras su coequipero Ryan Newman fue noveno. Entre los dos sumaron tres triunfos en 2010, aunque con desempeño relativamente más discreto.

Stewart fue campeón en 2011 (FOTO: NASCAR Media)

En una de las batallas más memorables desde la implementación de una “postemporada”, Stewart ganó cinco veces en esta instancia y venció a Carl Edwards por el desempate por victorias, ya que el entonces integrante de Roush-Fenway Racing solo se anotó una vez en todo el año. Con esto, se convirtió en el primer piloto-propietario en consagrarse desde 1992.

Los siguientes años se caracterizaron por los cambios de personal y pilotos en su plantilla, pero a su vez su operación creció a cuatro coches de tiempo completo. Apareció Danica Patrick, ganadora de la PP en las “500 Millas de Daytona” en 2013, campaña caracterizada por un accidente que provocó la ausencia de Stewart por medio año.

Para 2014, Newman fue reemplazado por Kevin Harvick, quien devolvió la magia al ganar cinco fechas y, en el primer año del playoff con “etapas de eliminación”, alzó su primer título. Aunque salió subcampeón en 2015 y, pese a quedar fuera en las semifinales en 2016, fue tercero en 2017, el primero utilizando motores Ford, y 2018, año en el que sumó ocho visitas al Círculo de Ganadores.

Busch recuperó el protagonismo en los últimos años (FOTO: Sarah Crabill/Getty Images for NASCAR Media)

Kurt Busch llegó al equipo en 2014 con resultados regulares, al calificar a la postemporada en cinco años consecutivos, pero siempre quedándose a las puertas de la corona. Patrick pasó desapercibida, al no lograr resultados sólidos y anunciar su retiro en 2017, para ser sustituida por Aric Almirola.

Luego de involucrarse en el desafortunado accidente en autos para pistas de tierra con Kevin Ward Jr. en 2014, junto con otro accidente fuera del círculo de NASCAR en 2016, los años comenzaron a pesarle a Stewart, quien se retiró a finales de ese año y colocó en su butaca al veterano Clint Bowyer.

En 2018, Stewart-Haas demostró ser un jugador extraordinario de equipo, al ser el único en tener a sus cuatro pilotos en los playoffs, convirtiéndose en uno de los emblemas de Ford, a lado de Team Penske y Roush-Fenway Racing.

FOTO: NASCAR Media

Almirola estuvo cerca de ganar las “500 Millas de Daytona” y se quedó con la bandera a cuadros en Talladega, Busch lideró el departamento de PPs con cinco y Bowyer, quien casi ve su trayectoria diluirse por el escándalo de trampa con Michael Waltrip Racing, triunfó en tres ocasiones.

Asimismo, y pese a no alzar la Copa, Harvick superó a Stewart como el piloto más ganador en la compañía (31 triunfos). Desde 2009, la escuadra tiene 51 victorias (al menos tres por año), 44 PPs y dos trofeos de campeonato.

“En cada serie en la que Daniel ha corrido, rápidamente ha avanzado de novato a ganador de carreras”, destacó Stewart. “En cuatro años, fue de la Serie K&N a la NASCAR Cup Series. En el medio, él ganó un campeonato en la serie Xfinity, y lo hizo mientras aprendía un lenguaje nuevo y una cultura nueva”.

“Él es dedicado, él es talentoso y estamos orgullosos de tenerlo como parte clave de nuestro equipo de carreras”.