Compartir

Ante el choque controversial en la carrera del domingo en Bakú, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) ha iniciado un proceso para investigar las acciones de Sebastian Vettel, pues el cuerpo directivo del automovilismo no quedó satisfecho con la penalización de 10 segundos que le dieron durante la carrera.

Un vocero de la FIA dijo que la evidencia está siendo evaluada y decidirá si debe haber mayores consecuencias para el piloto antes de la siguiente carrera en el Red Bull Ring.

“Siguiendo el incidente ocurrido en el Gran Premio de Azerbaiyán, en el que el auto #5 (Sebastian Vettel) estuvo involucrado en un choque con el auto #44 (Lewis Hamilton), el próximo lunes 3 de julio la FIA volverá a revisar las causas del incidente para evaluar la gravedad de la situación y dar una nueva penalización si fuese necesario”, dice el comunicado de la FIA.

La declaración será pública antes del Gran Premio de Austria de la próxima semana.