Verstappen  rodaba cuarto cuando se retiró de la carrera con un problema en el motor, mientras que su compañero de equipo Daniel Ricciardo, terminó primero en la caótica carrera de Bakú, en la que le dio al equipo su primera victoria.

Ésta es la cuarta vez que el piloto no termina una carrea en el año. Verstappen no quiso hablar con los medios después de la carrera del domingo. Horner, el jefe de Red Bull, dijo que entendía que Verstappen se sentía “enormemente frustrado”, especialmente porque Ricciardo obtuvo 47 puntos de ventaja sobre el adolescente en la clasificación de pilotos.

“Él ha tenido algunas carreras difíciles, donde las cosas no han ido a su manera, pero tengo la sensación de que habrá un gran resultado a la vuelta de la esquina para él”, dijo Horner.