Toto Wolff, director del equipo Mercedes, está convencido de que la Fórmula Uno necesita hacer más para asegurarse de que los aspectos atractivos para los aficionados sean incorporados a la categoría, como que las carreras se lleven a cabo en circuitos difíciles.

“Antes el ADN de la F1 era la mejor tecnología, con los mejores pilotos sentados en una bala y tratando de manejar esa bala”, explicó Wolff. “Se trata de hacer algo que nadie más se atreva a hacer y con pasión por los autos. Para conducir estos coches hoy en día necesitas coraje, más en algunas pistas que otros, y no queremos correr en pistas que son como estacionamientos de supermercado”.

“Cuando te salías de una curva en los viejos tiempos acababas muerto o herido”, continuó. “Hoy, te sales de una curva, manejas un poco y regresas a la pista. Pero no en Monte Carlo, tal vez no en Spa, tal vez no en Monza y tal vez no en Suzuka. Tenemos que regresar a las pistas en las que podamos ver quiénes son los mejores”.