Compartir
FOTO: Sarah Crabill/Getty Images for NASCAR Media

Valió la pena que Rick Hendrick esperara más de un año para lograr su victoria No. 250 en eventos puntuables de la NASCAR Cup.

Siendo la sequía más extensa de su historial en 28 años, el triunfo de Chase Elliott del domingo pasado en Watkins Glen fue un alivio para el exitoso propietario estadounidense, quien a pesar de no estar presente en Watkins Glen, celebró el hito que alcanzó su compañía.

“Fueron las 20 vueltas más largas que haya visto en una carrera”, confesó después del evento. “Desgasté un par de zapatos caminando en la sala. Estaba atado a la televisión y escribiendo en mi teléfono. Eran muchos nervios, pero qué gran victoria”.

“Cuando tienes una sequía, este es el momento correcto para lograr el momentum. Este es el momento correcto para cerrar la brecha y construir ese momentum. Estoy orgulloso de los chicos en Hendrick Motorsports por mantener sus cabezas abajo y trabajar duro”.

Y es que la temporada actual en Cup ha sido más que difícil para Hendrick y sus pilotos, Elliott, Jimmie Johnson, Alex Bowman y William Byron, en la que no solo han faltado primeros lugares, sino que el nivel de competitividad quedó lejos de las expectativas, mientras Kyle Busch, Kevin Harvick y Martin Truex se adueñaron del espectáculo.

Sin embargo, el propietario espera que esta victoria, la primera en la trayectoria de Elliott en la serie y la primera del equipo desde julio del año pasado, no haga más que motivar al grupo de ingenieros y miembros de la compañía más exitosa de los últimos 25 años.

“Tuvimos muchos cambios, pilotos nuevos, pilotos jóvenes, pero me siento muy bien sobre el futuro. Me siento bien yendo a la postemporada. Será super competitiva, sabemos que aún tenemos mucho trabajo que hacer, pero esto va a motivar a nuestra gente para dar de nuevo un paso adelante”.

Sin contar las competencias de exhibición, Hendrick llegó a 250 en su historial en la división estelar de NASCAR, ubicándose a solo 18 de Petty Enterprisess; 17 pilotos han ganado representando a la escuadra en 26 pistas diferentes; nueve, incluyendo a Elliott, Johnson y Jeff Gordon, lograron su primera victoria con Hendrick, apropiándose del récord que compartía con Roush Fenway Racing.

En total acumula 12 campeonatos, 215 PP, 1039 resultados en los primeros cinco lugares, 1769 entre los primeros diez y más de 67 mil vueltas lideradas. Además, sus autos han llegado a la Línea de Ganadores en al menos una ocasión, ininterrumpidamente, desde 1986.