FOTO: NASCAR México

Con el respaldo de los “Minions”, Rubén García Mateos buscará redondear un gran año deportivo con su segundo título en la NASCAR México.

El mexicano enfrentará la final de temporada este domingo, cuando la categoría visite el Autódromo Hermanos Rodríguez, en la que cuenta con una ventaja de 23 puntos sobre Irwin Vences y de 25 ante Rubén Rovelo.

En principio, es una ventaja tan cómoda que solo un día desastroso le impida alzar la corona, pero gracias a la consistencia que ha demostrado en las 11 fechas anteriores, en las que sumó tres victorias en fila y seis podios, la posibilidad de que amarre la corona está al alcance.

“Ha sido una temporada de ensueño”, comentó a FastMag este jueves, en la presentación de la alianza que Team GP Racing ha hecho con Estudios Universal para tener a los personajes animados en su coche, así como en el de Héctor Aguirre.

“Estaba comentando con el Ing. (Ramiro) Fidalgo que nuestro peor resultado ha sido un octavo lugar. Ha sido increíble, que no nos hayamos salido de los primeros 10 lugares habla de lo bien que ha trabajado el equipo, de la buena mancuerna que hemos estado haciendo”.

Este desempeño es solo una muestra de lo que el piloto de 23 años de edad ha hecho durante este año, tanto en la serie mexicana como en Estados Unidos, donde en su tercer año de tiempo completo en la división Pro East finalizó en tercera posición general con Rev Racing.

Luego de que su primer triunfo llegara en el óvalo de Memphis durante el mes de junio, el éxito conseguido en Dover en octubre, frente a los equipos importantes de NASCAR Cup y Xfinity tuvo un significado mayor para el egresado del programa Drive for Diversity, a tal grado de que está trabajando para concretar un ascenso a las series nacionales de manera permanente a partir de 2019.

“Abrió muchas puertas para mí, varios proyectos en los que se están trabajando para que se puedan concretar”, aseguró. “Aún hay mucho camino por recorrer, pero el primer paso se está dando”.

Por lo pronto, el único impedimento para que García se apropie de la corona es involucrarse en situaciones como las que ocurrieron en Aguascalientes y Guadalajara, donde maniobras con contacto incluido definieron a los ganadores de ambas competencias.

La estrategia de García para el fin de semana dependerá de las circunstancias del fin de semana, si sus rivales se acercan o no en la puntuación o si busca la victoria en la carrera sin comprometer el título potencial.

“Ha habido mucho contacto, algunos de ellos de competencia, otros que se fueron más allá de lo competitivo y no ha habido consecuencia”, comentó.

“Sé que la mentalidad de los pilotos es esa, saben que por ganar una carrera, pueden abusar un poquito más de la lámina del coche y buscar esa victoria, por lo tanto creo que habrá bastantes contactos en la final”.

“Nosotros tenemos que estar al pendiente de eso. Hay muchos pilotos que ya no tienen nada que perder y solo están buscando la victoria, pero que sí pueden afectarnos, entonces hay que tratar de mantenernos fuera de todos esos conflictos y buscar el mejor resultado para el equipo”.

La final de la NASCAR México se celebrará este domingo a la 1:50 PM (Hora México).