Compartir
FOTO: NASCAR Media

Finalmente, llegó el momento de Rubén García Mateos para celebrar en Estados Unidos.

En su tercera temporada en la NASCAR Pro East Series, el mexicano logró su primera victoria, en el marco de la sexta fecha del calendario, que se llevó a cabo este sábado en el óvalo de Memphis, en Tennessee; de esta forma, se convirtió en el séptimo piloto proveniente del programa Drive for Diversity en ganar en este serial. Su equipo, Rev Racing, se adjudicó su triunfo No. 18.

La edición de este año se caracterizó por la extensión del recorrido final a 150 vueltas (181.05 km.), además de la división del mismo en tres segmentos; sin embargo, este no fue impedimento para que el campeón de la NASCAR México de 2015 avanzara del octavo lugar al liderato, lo cual ocurrió en el giro 114. 

En la parte final, García Mateos se separó del debutante Tyler Ankrum, llegando con margen de casi seis décimas de segundo. Así, se unió a Rubén Pardo (2006), Rogelio López (2007) y Daniel Suárez (2013-2014) en ganar en esta división. 

Su compatriota Juan Manuel González concluyó en 17º lugar, en una tarde-noche en la que un neumático reventado le hizo perder cuatro vueltas ante el grupo principal.

“Una cosa de mala suerte en una llanta defectuosa nos llevó a que no nos fuera tan bien en las primeras dos etapas, el problema estaba en los hilos, el equipo no se dio cuenta, era algo externo, no algo de nosotros. Al final de la etapa logramos reponer algo pero ya era muy tarde porque estábamos lapeados, aprendimos mucho a pesar de eso, la pista es increíble, creo es de mis favoritas”, expresó.