Compartir
FOTO: Carlos Ahmed Jalife Ruz

Mientras Ross Brawn asegura que Red Bull Racing deberá regresar a su condición de contendiente por los Mundiales de Fórmula 1 en 2019, el jefe de Honda se mantiene firme en su enfoque por cumplir las expectativas en un equipo de primera línea.

Una de las historias de este año, y a seguir durante el próximo, tiene que ver con el desempeño de la marca japonesa, que después de tres años problemáticos con McLaren, se unió a Toro Rosso en 2018, con la que consiguió su mejor resultado en la era V6 turbo de la Categoría Máxima hasta el momento.

Ahora, Honda equipará los monoplazas de Max Verstappen y Pierre Gasly, luego de que Red Bull finalizara una relación con altibajos con Renault, que incluyó cuatro “dobletes” de campeonatos entre 2010 y 2013 pero muchos encuentros por la falta de rendimiento y fallas constantes en los últimos años.

En palabras para el sitio oficial de la Categoría Máxima, Brawn argumenta que el cambio de la fábrica de Milton Keynes implica que ésta se convertirá en un equipo oficial, algo que le era imposible mientras tenía a Renault como motorista.

“Es siempre un desafío diferente cuando eres un equipo de fábrica con una constructora de motores”, comentó. “Tienen que unir manos y tienen que dar el salto juntos, trabajar juntos y ser como uno solo, y esa es la fortaleza de esa oportunidad. Es algo en lo que siempre me he enfocado, porque realmente te da algunas oportunidades grandiosas”.

“Red Bull ahora tiene que aprovechar esa oportunidad con Honda y volver al extremo principal. Ellos tienen que convertirse en contendientes por el campeonato otra vez”.

Toro Rosso fue el equipo principal de Honda a lo largo de 2018 (FOTO: Carlos Ahmed Jalife Ruz)

Por su parte, Masashi Yamamoto, Gerente General de la División de Deporte Motor de Honda, destaca que pese a que su progreso en Toro Rosso ha sido importante para generar confianza a futuro, el objetivo principal en su relación con Red Bull será alcanzar niveles mayores y cumplir con las exigencias que implica trabajar con una escudería con mayor exposición en la parrilla.

“Es uno de los equipos principales”, dijo. “Ha ganado varios campeonatos y este año ya ha ganado algunas carreras. En adición, es también obvio que tienen un chasis muy bueno y esto significa que tendremos mejores oportunidades de ganar carreras”.

“Esto nos da mayor motivación a todos los miembros de Honda, pero al mismo tiempo, es una presión enorme y responsabilidad para nosotros. Como punto de partida, nosotros no queremos ver el rendimiento de Red Bull racing caer debajo de su nivel actual. pero nuestro objetivo es ir más a fondo y hacerlo mejor que lo que ellos lo están haciendo al momento”.

¿Podrá Honda llevar a Red Bull a ser la tercera fuerza por los títulos de 2019?