FOTO: FIA

En el marco del GP de Abu Dabi, la FIA presentó el monoplaza Dallara que se utilizará en la rebautizada Fórmula 3 Internacional a partir de 2019.

El monoplaza, fabricado por Dallara, será utilizado de 2019 a 2021 y tiene el objetivo de reunir las características más importantes de la actual GP3 y la F3 Europea.

Con motor Mecachrome de seis cilindros y 3.4 litros naturalmente aspirado, cuya potencia alcanza los 380 hp a 800 rpm, compagina rendimiento y efectividad en la reducción de costos, además de contar con una transmisión secuencial Hewland de seis velocidades, que con el uso del sistema DRS, permitirá registrar hasta 300 kph.

Asimismo, los elementos aerodinámicos se optimizaron para facilitar los adelantamientos en pista con su baja altura de la carrocería y un rango amplio en los ajustes de las suspensiones. Por supuesto, integra el dispositivo “Halo” y paneles laterales de anti-intrusión, junto con tecnología para Autos de Seguridad Virtual.

FOTO: FIA

“Estamos complacidos de develar este emocionante auto nuevo de la FIA Formula 3 2019 aquí en Abu Dabi, marcando el paso final en el proceso de traer al Campeonato FIA Fórmula 3 en la misma plataforma que la Fórmula 2 y la Fórmula 2, que ha sido una meta importante para la FIA”, comentó Charlie Whiting.

“Este auto, mientras es más potente y espectacular que iteraciones previas, incluirá los estándares de seguridad más recientes para monoplazas, en línea con los desarrollos que continuamos haciendo a los niveles más altos del deporte”.

El auto tuvo su primer “shakedown” el 11 de octubre pasado en el circuito de escuela de manejo de Magny-Cours, para luego completar 165 vueltas en el trazado principal del mismo autódromo francés.

Su desarrollo incluirá tres pruebas durante diciembre, para después iniciar la entrega de autos a los equipos desde mediados de enero y hasta febrero, mes en el que se organizará otro “shakedown” con un auto por cada uno de los 10 equipos que participarán en el certamen de 2019.

Want to see the 2019 #F3 challenger in action? Take a look here: pic.twitter.com/rfezTH1IOI

“Nuestro enfoque fue proporcionar un seguro y un auto desafiante que generará carreras cerradas y fomentará los rebases”, señaló Bruno Michel, director de la categoría. “Al diseñar este coche, también mantuvimos en cuenta la rentabilidad para limitar los costos operativos de los equipos, pero también ofrecer un paquete atractivo”.

“Es la herramienta perfecta para que los pilotos jóvenes hagan sus ascenso en la escalera del automovilismo con el objetivo de graduarse a la Fórmula 2 y, finalmente, con suerte, correr en Fórmula 1”.