FOTO: Jeff Zelevansky/Getty Images for NASCAR Media

Kyle Busch igualó a Tony Stewart en cantidad de triunfos en la categoría estelar de la NASCAR, el más reciente de los récords que obtuvo durante este fin de semana en Pennsylvania.

Al campeón de 2015 no le importó arrancar en la parte trasera del contingente, al ser uno de los 14 pilotos en ser excluidos de la calificación por no aprobar la inspección técnica, para llegar a las primeras posiciones antes del final de la primera parte del recorrido; al completar las primeras 50 vueltas de la jornada del domingo, el integrante de Joe Gibbs Racing ya era quinto y, tras jugar con la estrategia al final de la Etapa 2, se convirtió en líder en el giro 112.

Desde ese momento y hasta el final, Busch se dedicó a administrar su ventaja sobre Daniel Suárez y, aunque dos encadenamientos detuvieron su marcha, reinicios buenos le permitieron quedarse con su sexto triunfo en el año.

Las marcas de Busch son más que notables. Con 33 años de edad, ya tiene 192 victorias en divisiones nacionales de NASCAR: 49 en Cup (igualando al retirado Stewart en el 13º sitio de la tabla de todos los tiempos), 92 en Xfinity y 51 en Camionetas; en esta última también se quedó con la bandera a cuadros durante el fin de semana, igualando a Ron Hornaday como el piloto más ganador.

Suárez tuvo su mejor competencia en la Cup Series hasta el momento, al finalizar en segundo sitio. Tras conseguir su primera PP y liderar 20 vueltas, el mexicano finalizó quinto en la Etapa 1 y, a pesar de salir de los primeros 10 sitios para la mitad del recorrido, adoptó la estrategia de su coequipero al detenerse antes de la conclusión de la segunda fase para así ascender al cuarto sitio.

Tras superar a William Byron y a Erik Jones, el mexicano comenzó su persecución sobre Busch, al grado de recortar su desventaja a 1.5 segundos con menos de 10 giros por cumplir. Dos encadenamientos, uno por un accidente de Darrell Wallace Jr. y otro por un trompo de Aric Almirola, le permitieron al regiomontano intentar superar al No. 18 en los reinicios, aunque no tuvo éxito.

“Estoy muy contento por el performance de mi equipo este fin de semana, un hecho muy buen trabajo en este fin de semana y en la semana para poder ganar velocidad y constancia”, indicó.

“El segundo lugar, hay que sentirnos orgullosos, hay que seguir trabajando fuerte por esta dirección y ojalá que en las próximas cinco semanas podamos concretar alguna carrera”.

Con ello, el conductor del No. 19 logró su mejor resultado en 57 participaciones en eventos puntuables de la serie, con lo que llegó a 400 puntos y se mantuvo vigésimo en el campeonato.

La única mala fortuna es que quien ostenta el último boleto provisional para calificar a los playoffs también sumó una buena cantidad de unidades. Alex Bowman consiguió su mejor resultado en la categoría al ser tercero, totalizando 496 unidades, por lo que la misión de Suárez de lograr una victoria es más importante que nunca.

Kevin Harvick, quien también fue candidato por el triunfo hasta que tuvo un inconveniente con otro auto, remontó hasta el cuarto sitio, seguido de Jones. A su vez, Byron encabezó una jornada alentadora para Hendrick Motorsports, cuyos autos fueron competitivos en su momento. Martin Truex Jr. tuvo un día discreto, concluyendo en 15º.

La competencia también se caracterizó por el infortunio de Wallace Jr., cuyo auto se quedó sin frenos en la vuelta 155 y terminó con un impacto fuerte en la curva 1; el representante de Richard Petty Motorsports salió ileso de la situación, aunque adolorido de un tobillo.

El circuito permanente de Watkins Glen será la próxima fecha del campeonato, a disputarse el domingo 5 de agosto; el año pasado, Suárez concluyó en tercera posición.