FOTO: Autosport

El jefe de Mercedes, Toto Wolff, piensa que el manejo defensivo de Charles Leclerc en el Gran Premio italiano “tal vez fue exagerado” y que lo hecho por Lewis Hamilton fue fundamental para prevenir un accidente.

El británico se vio obligado a tomar medidas evasivas dos veces en la pelea con el monegasco por el liderato, y eventualmente victoria, en Monza, al seguirse de largo en la segunda chicana para evitar un incidente y después amainar su marcha cuando su rival lo bloqueó en Curva Grande.

Aunque Leclerc recibió una bandera blanca y negra como advertencia del primer incidente, y si bien él admitió que manejó al límite, Wolff sugirió que su acción podría haberlo hecho acreedor a más.

“Ellos [los comisarios] se encuentran en una situación muy difícil, para llegar a las decisiones correctas, que no siempre son claras”, opinó después de la carrera.

“Sé que ustedes quieren tener cosas más picantes y acabo de decirle a Martin Brundle (en Sky Sports) que tengo problemas suficientes por resolver que no quiero tener los problemas de Michael Masi (director de carrera)”.

“La carrera fue muy dura, tal vez por encima de la línea, y creo que Lewis fue fundamental para no convertirlo en un incidente. Pero al final del día, ¿qué haces? ¿Le das al Ferrari líder en Monza una penalización de cinco segundos?

“(Eso estuvo) fuera de discusión, porque entonces necesitaríamos un escolta policial (para salir) fuera de aquí”.

 

Wolff también puntualizó que el uso de la bandera blanca con negra había abierto una lata de gusanos, ya que los pilotos ahora empujarían los límites más de lo que lo habrían hecho en el pasado, porque saben que recibirán una advertencia primero.

“Habrá más autos tocándose, será más una práctica común”, dijo. “En mi opinión, va a llegar al punto de que terminará de nuevo en una colisión, y luego saldremos de allí nuevamente, o nos arrastraremos hacia atrás. Este es el modus operandi. Hasta entonces, les permitimos correr”.

Hamilton tampoco quedó convencido de que Leclerc fuera tratado correctamente por los árbitros.

“Constantemente pedimos consistencia”, aseguró. “Se estableció una regla y hoy no se cumplió. Utilizaron una consecuencia diferente. Realmente no sé por qué ese fue el caso. Creo que los comisarios se despertaron en un lado diferente de la cama”.

Cuando Autosport le preguntó si sentía que Leclerc estaba en el límite o por encima, Hamilton respondió: “Son carreras, supongo. Tuve que evitar chocar con él un par de veces. Pero así son las carreras hoy”.