FOTO: VUHL Automotive

VUHL, la marca mexicana de superdeportivos ultraligeros, inició este semana el diseño y fabricación de uniformes, batas y cubiertas de zapatos, bajo procedimientos estrictos de aislamiento, protección respiratoria e higiene.

Esta iniciativa promueve el uso de Equipo de Protección Personal para los profesionales de la salud, teniendo una capacidad inicial de producción de 10,000 kits por semana.

Esto se realiza en áreas específicas en el Clúster Aeroespacial de la ciudad de Querétaro, donde se encuentran las oficinas centrales de la compañía y su Centro de Materiales Compuestos Avanzados, especializados en la producción de fibra de carbono.

El material se diseña para mitigar contaminantes biológicos diversos y otros riesgos para la salud, fabricando material médico bajo las normas ISO y AS9100 en las que está certificado el Centro de Materiales Compuestos Avanzados.

“Aprovechamos la tecnología de punta en los procesos de ingeniería y producción para satisfacer la gran demanda de suministros de material especializado y así asegurar que el personal médico que se encuentra en la línea de fuego de esta emergencia tenga las herramientas necesarias”, comentó Iker Echeverria, Director General de VUHL.

Los productos irán a hospitales y centros de salud para apoyar, en una primera etapa, a 10 mil miembros de la comunidad médica, para luego aumentar progresivamente las capacidades de producción y distribución.

Este proyecto es un esfuerzo conjunto en coordinación con más de 45 trabajadores y empresarios mexicanos, ubicados en cuatro estados de la República: Querétaro, Ciudad de México, Estado de México y San Luis Potosí.

El departamento de Ingeniería, así como el de Investigación y Desarrollo, asesorarán en buscar soluciones a las necesidades actuales del personal médico.

El Centro de Materiales Compuestos volverá a sus actividades normales hasta que haya una disminución evidente en la demanda del equipo de grado quirúrgico.