FOTO: Jaanus Ree/Red Bull Content Pool

El presidente de la FIA, Jean Todt, expresó que el automovilismo y la Fórmula 1 se enfrentan a una realidad nueva que requiere un enfoque nuevo, como resultado de la pandemia de coronavirus.

Hablando por primera vez públicamente sobre la crisis, en entrevista exclusiva con Autosport, el francés opina que los costos del Gran Circo eran “aún de locura”, por lo que deberán reducirse más para garantizar la supervivencia de los equipos y la serie.

También tiene claro que el deporte motor, y en particular la F1, deberán ser recalibrados en lo que él describe como un “acuerdo nuevo”.

“No creo que la prioridad No. 1 ahora para un fabricante sea asegurar la continuidad en las carreras de motor”, dijo. “Espero que todos se queden. Es por eso que debemos escuchar a todos. Incluso los grandes, nunca debes dar nada por sentado”.

“Así que debemos considerar todo. Debemos ser humildes; nos encanta (el automovilismo), pero no es esencial para la sociedad. Así que debemos asegurarnos de tomar las decisiones correctas, las decisiones adecuadas”.

“Esto tomará algo de tiempo, volverá y realmente espero que vuelva mejor”.

Todt también declaró que la FIA necesitaba asumir la responsabilidad de motivar a los equipos a comprometerse a quedarse, e insistió en que no hubo complacencia del cuerpo directivo sobre lo difícil que era la situación.

“Estoy seguro de que muchos equipos, proveedores, fabricantes, tengan que revisar sus programas”, agregó. “Pueden verse obligados a parar”.

“No quiero tener mucha confianza, pero espero que algunos dueños de equipo o patrocinadores de equipos mantengan la motivación”.

“Es por eso que debemos asegurarnos de no desanimarlos, porque pueden decir ‘Está bien, después de todo eso, ¿cuál es el propósito? ¿Todavía me gusta? ¿Todavía lo necesito?’

“Por lo tanto, debemos alentarlos a asegurarse de que todavía les guste y que aún lo necesiten. En eso, tenemos una responsabilidad”.

En la antesala a una reunión nueva entre los jefes de equipo de la F1 programada para este viernes, a fin de discutir la reducción del límite de costos para ayudar a garantizar la supervivencia de los equipos, Todt dice que la crisis del coronavirus ofreció una oportunidad para mejorar el futuro.

“En cada desastre, en cada crisis, tienes mucho mal pero tienes algo bueno”, expresó. “Entonces, lo bueno es que tenemos la oportunidad de mejorar las cosas para el futuro”.

“Y principalmente en la Fórmula 1, alcanzamos algunas alturas (con los costos), que para mí no son razonables y que debemos abordar”.

La pregunta clave que todos tienen es cuándo podrían reiniciarse las carreras; hasta ahora, hay nueve Grandes Premios cancelados o pospuestos.

Sin embargo, Todt comparte el optimismo del jefe de la F1, Chase Carey, de que un calendario significativo aún será posible una vez que se levanten los bloqueos.

Ayer miércoles, Ross Brawn planteó un escenario de hasta 19 eventos, con los primeros quizá a puerta cerrada.

“Una vez que sepamos que podemos comenzar, creo que realmente podríamos ver dos o tres Grandes Premios por mes”, comentó.

“Si comenzamos en julio/agosto y vamos hasta diciembre, tenemos seis meses, de cinco a seis meses, multiplicados por tres”.

También enfatizó en que todas las opciones posibles están sobre la mesa al formatear un calendario, una vez que el camino esté despejado para reiniciar, aunque no espera que la campaña se extienda a 2021.

“Es algo que se ha discutido y está en manos de los titulares de derechos comerciales, que podrían tener algunos contratos comerciales”, argumentó.

“Entonces quiero decir que para nosotros, como órgano rector, es solo (tener) la decisión de decir sí o decir no, pero no parece probable”.