FOTO: Matt Sullivan/Getty Images for NASCAR

Kyle Larson utilizó un insulto racial durante una carrera virtual la noche del domingo, por lo que fue suspendido por NASCAR y Chip Ganassi Racing.

El estadounidense participaba en un evento de iRacing que sus colegas de NASCAR, Landon Cassill y Garrett Smithley, organizaron con más de 60 inscritos, utilizando el circuito antiguo de Monza; así como otros, tenía una transmisión propia en la red Twitch.

En algún momento pareció perder comunicación con su spotter en una sesión de práctica; cuando estaba revisando su micrófono e intentando hablarle a su compañero, no se percató que estaba en una conversación pública.

De ahí que se escuchó la expresión “Hey, n*gger”, lo cual implica denotaciones raciales, sea accidental o intencional, en especial en una comunidad como la estadounidense.

Basta con ver que, en 2013, Jeremy Clements, piloto de la serie Xfinity, fue suspendido dos carreras por usar un insulto racial en una entrevista en televisión.

El equipo Ganassi fue el primero en tomar acciones al suspenderlo de manera indefinida y sin paga. Chevrolet, que suministra motores, suspendió su relación comercial con el piloto, así como los patrocinadores CreditOne Bank y McDonald’s.

“Estamos extremadamente decepcionados por lo que Kyle dijo ayer por la noche durante un evento de iRacing. Las palabras que él eligió usar son ofensivas e inaceptables”, acota un comunicado de Ganassi Racing.

Posteriormente, NASCAR anunció la suspensión indefinida de Larson, explicando que “los Lineamientos de Conducta de sus Miembros son claros en este sentido”, por lo que no tolerarán el uso de este lenguaje.

Larson suma seis victorias en su trayectoria en Copa, además de finalizar sexto en el campeonato de 2019. También tiene 12 triunfos en Xfinity y dos en Camionetas.

Coincidentemente, se le considera el egresado más exitoso del programa “Drive for Diversity”, que atrae a minorías y audiencias nuevas al deporte. Larson, quien tiene raíces japonesas, compartió un video en el que ofreció disculpas.

Es la segunda semana consecutiva en el que eventos con simuladores provocan controversia en NASCAR. El domingo anterior, “Bubba” Wallace perdió a un patrocinador por abandonar un evento de este tipo que se televisó a nivel nacional.