Stewart y Gibbs al ganar en Daytona en 2005 (FOTO: Rusty Jarrett/Getty Images for NASCAR Media)

En su primer año de elegibilidad, Tony Stewart ingresará al Salón de la Fama de la NASCAR, encabezando a la Generación de 2020.

El tricampeón de Copa será acompañado por su jefe y mentor cuando hizo el cambio de monoplazas a autos de producción, Joe Gibbs, así como su ex coequipero Bobby Labonte. El trinomio estuvo junto de 1999 a 2005, ganando los títulos de 2000 (Labonte), 2002 y 2005 (Stewart). Buddy Baker y Waddell Wilson completan el grupo, que será el 11º en ser inducido.

Stewart logró 49 victorias en 17 años de participación en Copa, incluyendo la Brickyard 400 en Indianápolis; 16 las obtuvo como piloto-propietario, junto con su tercera corona, en 2011, en una de las definiciones más dramáticas de la historia, al superar a Carl Edwards en el desempate por cantidad de triunfos.

Gibbs sigue los pasos de Richard Petty, Dale Earnhardt, Richard Childress y otros dueños de equipo en llegar al Salón de la Fama, una distinción que llegará 14 años después de ser inducido al Salón de la Fama del Futbol Americano Profesional.

Desde que opera su equipo, en 1992, tiene 164 triunfos en Copa (hasta el 22 de mayo de 2019), tres de éstos en las “500 Millas de Daytona” y cinco en Indy. Labonte, Stewart y Kyle Busch (2015) le han dado cuatro coronas en total.

Labonte aún corre actualmente en NASCAR Euro (FOTO: Jonathan Ferrey/Getty Images for NASCAR Media)

Bobby Labonte también emula a su hermano Terry, quien es miembro del Salón desde 2016. Además de sus 21 victorias en la serie, fue el primero de cuatro pilotos en ganar títulos en Copa y en la actual serie Xfinity (antes Busch), además de ser uno de los 27 participantes en ganar en las tres divisiones nacionales. También logró victorias en la Brickyard 400 y la Southern 500 en Darlington.

Baker ganó 19 competencias en Copa entre los años 60 y 90, aunque también se destacó como comentarista hasta su muerte en 2015. El llamado “Caballero Gigante” mantiene el récord de velocidad para un ganador de las “500 Millas de Daytona” (177.602 mph) y fue el primero en superar las 200 mph de promedio en un circuito cerrado con un coche de producción (en el superóvalo de Talladega, en 1980).

Wilson, nacido en 1936, fue un preparador de motores que ayudó a que David Pearson (1968 y 69) y Benny Parsons (1973) se consagraran monarcas en Copa. En su estadística personal, totaliza 109 triunfos (tres en la Daytona 500, incluyendo la de Baker con su marca de velocidad) y 123 PPs.

Baker y Wilson, ganadores en Daytona en 1980 (FOTO: ISC Images/Archives via Getty Images)

NASCAR también otorgará su Premio de Excelencia a Edsel Ford II por sus contribuciones al deporte. El bisnieto de Henry Ford ha sido, además de miembro de la Junta Directiva de Ford Motor Company, Presidente y Jefe de la Oficina Operativa, así como Director de International Speedway Corporation, promotora de autódromos como Daytona, Chicago, Homestead y Watkins Glen.

La ceremonia de inducción será el 31 de enero de 2020.