FOTO: Scuderia Ferrari

Se terminan las oportunidades para que Sebastian Vettel y Ferrari alcancen a Lewis Hamilton en el Mundial de pilotos de Fórmula 1.

Con una desventaja de 40 puntos ante el británico, el alemán ve el GP de Rusia como una prueba vital para no tener contratiempos y sin cambiar su modo agresivo de estrategia, teniendo la confianza de mantener viva la pelea por el título.

“Estamos algunos puntos detrás en el campeonato y necesitamos recuperarnos para asegurarnos que estamos ahí; ese es nuestro objetivo y la mejor forma de hacerlo es terminando adelante (de Hamilton)”, indicó este jueves.

“Es lo que generalmente intentamos hacer, así que nuestro plan no cambia de carrera en carrera. Nosotros tratamos de dar todo lo que tenemos y yo aún creo que tenemos una oportunidad de ganar”.

Tras analizar lo ocurrido en Singapur, donde una mala elección de neumáticos y el no poder superar a autos más lentos le costó una oportunidad de ganar, Vettel concluyó que el desempeño general del auto no alcanzó sus expectativas desde la misma calificación, rindiéndose ante la rapidez de sus rivales más cercanos, quienes también lo sorprendieron por su competitividad.

Ese episodio, así como otros durante el Mundial, han quedado en el pasado y, aunque podría lograr la corona matemática si gana todas las fechas restantes, aún si Hamilton finaliza en segundo lugar, su prioridad será ir paso por paso a fin de extraer el mejor rendimiento posible de su auto y de su equipo, de quien tiene respaldo completo.

“Creo que no tenemos que distraernos por el resultado, sino que necesitamos enfocarnos en el trabajo que tenemos que hacer y ver dónde estamos”, mencionó.

“Algunas carreras no fueron de la manera en la que queríamos, pero todos nosotros estamos muy motivados; los chicos en el equipo han sido buenos conmigo – lo dijeron en serio – y eso realmente me ayuda a superar esas carreras”.