El piloto capitalino Rubén Rovelo regresa a su stock car #5 de la Escudería Telmex-FedEx de cara a la primera fecha de la NASCAR México 2013, que habrá de celebrarse este primero de marzo en el Phoenix International Raceway, en Arizona, EU, y se dice a punto para enfrentar este compromiso en el trióvalo de una milla de longitud.

Rubén Rovelo Velázquez cumple este año su sexta temporada con Escudería Telmex, luego de pasar algunas carreras en las filas del Telcel Racing el pasado año, periodo en el que logró dos victorias, ubicándose en el décimo peldaño del campeonato con 437 puntos. Ahora, sin embargo, el piloto mexicano señala: “Éste será mi año. El pasado se hizo un gran trabajo con Telcel Racing, pero definitivamente este 2013 voy a empezar por ganar carreras con la meta de ir por el campeonato”.

“En el largo de periodo de espera hemos trabajado en muchos aspectos. Personalmente, bajo la dirección de Rafael Álvarez de Sport City, me dediqué a los ejercicios de reacción, coordinación, precisión y fuerza, lo que seguramente se verá en la pista, pues es un programa específicamente para pilotos”, nos dice Rubén.

“Por otra parte, en el periodo invernal se trabajó en el auto, primeramente bajo la certificación de EMCO, que es la entidad técnica encargada de revisar a fondo los puntos de seguridad del vehículo, tanto de chasís como de suspensión. Por nuestra parte, revisamos todo el sistema eléctrico y trabajamos en muchos aspectos mecánicos. En cuanto al chasís, no hay cambios y creo que tenemos un gran desarrollo del mismo”, explica el piloto Telmex.

“Lo mejor de todo es que sigo muy motivado y muy feliz de empezar ya a correr y nada me gustaría más que empezar el año con una victoria y ser el primer piloto de NASCAR México que gane en el Phoenix International Raceway y asimismo en EU”, concluye Rubén.

El autódromo Phoenix International Raceway ya tiene programadas las actividades de NASCAR México, las cuales contemplan acciones desde el jueves 28 de febrero con dos prácticas oficiales de 90 minutos cada una. El viernes por la tarde se realizará la prueba de calificación mientras que la carrera nocturna iniciará a las 7:00 pm (Hora de Phoenix), prueba en que los pilotos participantes deberán completar 75 vueltas al óvalo de una milla de longitud o bien cumplir con 170 minutos de competencia

El Phoenix International Raceway, construido en 1964, está ubicado sobre el Blvd. Avondale 7602 S, a unos 200 km de la frontera con México, y tiene una capacidad para recibir a 51.019 aficionados. La pista tiene la forma de un trióvalo de una milla de longitud con once grados de peralte en las curvas 1 y 2, nueve grados en las curvas 3 y 4, tres grados en la recta principal y de nueve grados de inclinación en la recta trasera.