Germán Quiroga, piloto Telcel Racing, finalizó su primer compromiso de la temporada de NASCAR Truck Series en el puesto número 25 al mando de la camioneta 77 del equipo Red Horse Racing

El mexicano inició de buena forma la contienda, pactada a 100 giros al superóvalo estadounidense ubicándose en las primeras 20 vueltas dentro del top 10 general de un total de 36 competidores.

“Es una lástima terminar el fin de semana así. Habíamos comenzado de buena forma la carrera alcanzando a los primeros diez puestos. Cuidamos mucho la camioneta y al final lo ocurrido pues no estuvo en nuestra manos”, explicó Quiroga, quien fue uno de los cuatro pilotos novatos de la noche.

Sin embargo, pasada la mitad de la competencia (giro 56) un toque de parte de la camioneta número 62, conducida por el piloto Brendan Gaugham, descontroló a Quiroga, quien vio truncada así una buena competencia sobre la pista de 2.5 millas (4.023 kilómetros).

A pesar del daño sufrido en la camioneta 77 del capitalino, el Red Horse Racing realizó un gran trabajo en la zona de pits para regresar a Germán Quiroga a la pista.

“El equipo trabajó muy bien a pesar de las adversidades que hubo en la carrera. En términos generales me sentí muy bien, sé que tengo una camioneta competitiva con la cual pude haber terminado mejor. Ahora no queda más que seguir trabajando para que en Virginia (próxima fecha) las cosas salgan como deben ser”, aseguró.

Después del contacto, Quiroga buscó remontar los lugares perdidos, sin embargo el tiempo y las condiciones de carrera fueron complicadas para el mexicano, quien se tuvo que conformar con el lugar 25 de competencia, cronometrando un tiempo de 48.032 en su mejor vuelta (la número cinco).

Durante la carrera se mostraron cinco banderas amarillas. El ganador de la contienda fue el estadounidense Johnny Sauter con la camioneta número 98.

La siguiente cita de Germán Quiroga en la NASCAR Truck Series será el próximo 6 de abril en Martinsville, Virginia.