FOTO: Yamaha MotoGP

Valentino Rossi expresó su preocupación por el ritmo de carrera de Yamaha M1 2020 antes de la primera carrera del MotoGP, ya que todavía está “sufriendo” con el desgaste de los neumáticos.

En los últimos años, los pilotos de la casa japonesa han luchado constantemente en las carreras, cuando dicho contratiempo hace que su ritmo se desvanezca demasiado a la mitad de un Gran Premio.

Los compuestos de Michelin para este año se diseñaron con el fin de ofrecer una durabilidad mayor y un desgaste más gradual, mientras el incremento del agarre parece ofrecer a los integrantes de Yamaha y Suzuki una ventaja mínima sobre sus rivales.

Sin embargo, Rossi admitió que el problema con el desgaste de los neumáticos aún persiste en su opinión.

“Era fuerte con la primera llanta, y desafortunadamente choqué con la segunda llanta (mientras estaba en una vuelta lanzada)”, explicó ayer lunes, en el último día de pruebas invernales.

“Entonces, por esta razón soy 12°, pero estamos más preocupados por el ritmo porque, como el año pasado en la segunda mitad de las carreras, sufrimos, sufrimos con los neumáticos, especialmente con los traseros, y desafortunadamente no puedo mantener el ritmo”.

“Lo intentamos (una tanda larga) ayer, lo intentamos el primer día y hoy lo intentamos dos veces. Tenemos algunos datos y tenemos que entender por qué e intentar solucionarlo antes de la carrera”.

“El sentimiento general no es tan malo, porque hoy hemos mejorado la configuración. En las primeras vueltas siempre soy bastante rápido, pero este problema es un problema grande para nosotros y es muy similar a lo que sucedió el año pasado”.

“Así que, estamos preocupados”.

FOTO: MotoGP

Cuando se le preguntó si el problema era mejor que el año pasado, Rossi agregó: “Muy similar. Difícil de entender porque (el ritmo en) Malasia también fue muy bueno”.

“Además, el ritmo con el neumático usado no fue tan malo. Aquí sufrimos más”.

El día de Rossi se interrumpió por un derrape en la Curva 2 en primera hora de la noche, una acción que fue causada por estar un poco fuera de línea en el camino hacia la curva a la izquierda.

“Hice un tiempo de vuelta bueno con la primera llanta, e intenté presionar la segunda porque usualmente puedes mejorar”, dijo.

“Pero desafortunadamente creo que entré a la Curva 2 un poco más a la derecha y en la primera vuelta, en esa esquina siempre debes prestar atención, y perdí el frente. Pero estoy bien”.

Rossi iniciará su último año dentro de la escuadra oficial de Yamaha en el MotoGP, aunque se tomará las primeras competencias del Mundial para ver si firma con la operación satélite SRT Petronas o se retira.