FOTO: Chris Graythen/Getty Images for NASCAR

Una decisión equivocada en el equipo de Chase Elliott le permitió a Brad Keselowski ganar las “600 Millas de Charlotte” de Copa NASCAR por primera vez.

El piloto de Team Penske fue uno de los 10 pilotos que no se detuvieron en la zona de fosos en el último reinicio de la competencia de este domingo y contuvo a Jimmie Johnson para agenciarse la bandera a cuadros.

Elliott no tuvo el auto más contundente pero se colocó en la posición correcta mientras se acercaba la conclusión; tras quitarle el liderato a Keselowski en la vuelta 362, parecía encaminarse a su primera victoria del año, al imponer una ventaja mayor a 2s.

Sin embargo, una llanta del auto de William Byron, coequipero suyo en Hendrick Motorsports, se reventó a tres giros del final, por lo que la carrera se fue a tiempo extra.

Su ingeniero decidió meterlo a servicio por neumáticos nuevos, pero no contó con que Keselowski, Johnson y otros se mantendrían en pista para aventajarlo en posición de pista. Pese a tener un reinicio meteórico, Elliott se conformó con el tercer sitio.

De esta forma, Keselowski sumó su primer triunfo del año y el 31º en su trayectoria; también lleva dos de las tres “joyas” de la corona de NASCAR, luego de vencer en la Southern 500 en Darlington en 2018 (todavía no gana la Daytona 500).

Ryan Blaney y Kyle Busch completaron las cinco primeras posiciones, en una competencia que dejó a varios perdedores, como la gente de Hendrick, que parecía la escuadra a vencer pero terminó con Johnson como mejor representante.

Además de los problemas de Elliott y Byron, Alex Bowman ganó las Etapas 1 y 2 y lideró 164 de las 405 vueltas, pero un reinicio desastroso lo mandó de tercero a 20º en el final.

Martin Truex II también tuvo su momento al frente, pero el último sprint lo dejó en séptimo. Joey Logano, vencedor en el tercer segmento, fue penalizado en la última parada en fosos y solo pudo recuperar a 14º.

Daniel Suárez tuvo una tarde-noche complicada, en la que cruzó la meta en la posición 29 con Gaunt Brothers Racing.

El mexicano se mantuvo en la vuelta del líder lo más que pudo hasta que en la primera detención bajo bandera verde, antes de llegar a la mitad de la distancia, le hizo perder un par de giros; más adelante, fue sancionado por exceder velocidad en fosos.

Aunque hizo varias estrategias para recuperar terreno, terminó con déficit de seis vueltas.

La competencia se detuvo por 78 minutos por una tormenta que azotó el área; eventualmente se completó en 5h40m.

Copa NASCAR regresará este miércoles a Charlotte para su octava ronda del año, que será de 500 kilómetros.

NOTA: El reporte se publicó antes de que se anunciara la descalificación de Jimmie Johnson porque su auto no aprobó la inspección posterior al evento. Mientras oficialmente se le acreditó la 40º posición, el resto del grupo subió un puesto.