FOTO: Streeter Lecka/NASCAR

En un movimiento sorpresivo, Matt Kenseth regresará a las pistas de Copa NASCAR, como sucesor de Kyle Larson en el equipo de Chip Ganassi.

Larson fue despedido hace dos semanas de la agrupación por utilizar una expresión racial durante una competencia virtual, lo que causó que sus patrocinadores le retiraran su apoyo.

Ross Chastain era el favorito inicial para reemplazarlo en el auto No. 42, en especial porque será liberado de sus funciones en Roush Fenway Racing ante el regreso de Ryan Newman.

Sin embargo, para seguir mejorando el rendimiento del equipo, Ganassi sacó del retiro a Kenseth, campeón de Copa en 2003 y ganador de las “500 Millas de Daytona” en 2009 y 2012, quien estará en el coche en las fechas puntuables restantes del año.

“Siempre he dicho que cuando tenemos que ocupar un lugar de piloto, le debo a nuestro equipo, nuestros socios y nuestros aficionados el poner al mejor piloto disponible en el automóvil”, expresó Ganassi.

“Estamos haciendo exactamente eso con Matt. Durante mi tiempo en NASCAR, siempre he admirado la forma en que Matt Kenseth corrió”.

“Ha demostrado ser un ganador constante, un competidor fuerte y un piloto respetado, y me alegra que podamos agregar otro campeón de NASCAR al equipo por el resto de esta temporada”.

Kenseth, quien cumplió 48 años en marzo, suma 39 victorias y 20 PPs en 665 participaciones en Copa, además de calificar a los “playoffs” en 14 oportunidades. Jimmie Johnson es el único que lo supera en este departamento.

Tras su primera etapa en Roush Fenway (1999 a 2012), compitió en Joe Gibbs de 2013 a 2017; regresó a la escuadra de Roush en 2018, solo para reemplazar a Trevor Bayne por 15 carreras. Además, fue subcampeón en la serie Xfinity en 1998.

Su coequipero será Kurt Busch, con quien hizo mancuerna en su etapa en Roush, de 2000 a 2005. 

“Esta fue una oportunidad inesperada, por supuesto”, expresó. “No puedo decir que correr estuviera en mi radar, incluso hace dos semanas”, dijo Kenseth.

“Después de pasar un tiempo pensando en ello y en todas las circunstancias únicas que nos rodean a todos en este momento, parecía el momento y la oportunidad era perfecta para volver”.

“Sé que tengo mucho trabajo por delante para ponerme al día en un período de tiempo relativamente corto, pero estoy ansioso por el desafío”.

“Estoy emocionado de volver a trabajar con Kurt y conocer a todos los nuevos miembros de mi equipo de CGR, y estoy ansioso por volver a un Chevrolet.

“También tengo que agradecer a Chip y a todos sus socios por esta oportunidad. Espero que podamos estar en la pista pronto”.

Se espera que Copa NASCAR reinicie su temporada tan pronto como a mediados de mayo.