FOTO: Matt Sullivan/Getty Images for NASCAR Media

Menos de 48 horas después de desatar la polémica por utilizar una expresión racial en una transmisión pública, Kyle Larson fue despedido de Chip Ganassi Racing.

El estadounidense usó el insulto durante un evento de iRacing que los pilotos Landon Cassill y Garrett Smithley organizaron el domingo, cuando pareció perder comunicación con su spotter durante la práctica previa a la carrera.

El efecto dominó ocurrió bastante rápido. La mañana del lunes, fue suspendido sin paga por Ganassi y NASCAR también lo suspendió indefinidamente, al tiempo de ordenarle asistir a un entrenamiento de sensibilidad.

Por la tarde, aunque ofreció una disculpa mediante sus redes sociales, la misma plataforma de iRacing lo suspendió y todos los patrocinadores principales del auto No. 42, First Data, McDonald’s y Credit One, le retiraron su apoyo.

Ya que los acuerdos de los auspiciantes se hacen con Ganassi, era evidente que el camino a seguir era terminar la relación con el californiano. Chevrolet también concluyó su relación con Larson.

“Después de mucha consideración, Chip Ganassi Racing ha determinado que terminará su relación con el piloto Kyle Larson”, informa un comunicado de Ganassi.

“Como dijimos antes, los comentarios que Kyle hizo fueron ofensivos e inaceptables, especialmente dados los valores de nuestra organización”,

“A medida que continuamos evaluando la situación con todas las partes relevantes, se hizo evidente que este era el único curso de acción apropiado para tomar”.

No se nombró un reemplazo inmediato para el auto No. 42, ya que la serie se encuentra parada por la pandemia de coronavirus.

Larson entró a la escena de NASCAR en 2012 como parte del programa “Driver for Diversity”, ya que su madre es japonesa-estadounidense.

Tras firmar con Ganassi, Larson hizo su primera temporada completa en la serie Xfinity en 2013, además de realizar cuatro arranques en Copa, a donde ascendió de manera permanente al año siguiente como reemplazo de Juan Pablo Montoya.

Su primera de seis victorias que tiene en la serie fue en Michigan en 2016; la actual era su última temporada bajo su contrato actual con Ganassi.

Era uno de los protagonistas de la “temporada necia”, al ser uno de los candidatos a suceder a Jimmie Johnson en Hendrick Motorsports.