FOTO: Red Bull Content Pool

A los 32 años de edad, Jorge Lorenzo ha anunciado su retiro después de la final de temporada del MotoGP de este fin de semana.

Este jueves, en los preparativos del Gran Premio de Valencia, Dorna convocó una conferencia de prensa excepcional para el piloto de Honda, quien puso fin a los rumores que circulaban desde el verano y oficializó que no competirá más en el Mundial.

“Siempre pensé que hay cuatro días importantes en la vida de un piloto: el primero es tu primera carrera, el segundo es tu primera victoria, luego tu primer campeonato mundial… no todos pueden ganar el campeonato mundial, pero algunos lo logramos”, fueron sus primeras palabras.

“Y luego (está) el día que te retiras. Como ustedes imaginan aquí, estoy aquí para anunciar que este día ha llegado para mí. Esta será mi última carrera en MotoGP y al final de la carrera me retiraré como piloto profesional”.

La victoria más reciente de Lorenzo fue en Austria 2018 (FOTO: Ducati Media)

Lorenzo, originario de Palma de Mallorca, debutó en el Mundial en 2002, en la clase de 125cc, cuando tenía 15 años, llevándose su primera victoria al año siguiente en Brasil. Fue el primero de cuatro triunfos que lo llevaron al cuarto lugar en la clasificación general, antes de subir a 250cc en 2005.

Los éxitos se multiplicaron al coronarse en 2006 y 2007, antes de pasar a la división estelar con Yamaha, cumpliendo un acuerdo firmado dos años antes. Tomando la PP para su debut en Katar, obtuvo su primera victoria en Portugal; aunque su temporada se interrumpió por lesiones, concluyó en cuarto puesto.

La rivalidad que se generó con su coequipero Valentino Rossi, contra quien luchó por el título en las dos siguientes campañas, proclamándose monarca en 2010, año que lo vio ganar nueve carreras.

El bicampeonato llegó en 2012, cuando venció a Dani Pedrosa por 18 puntos, y esperó tres años para alzar su tercer título, al superar por 25 unidades a Rossi. Lorenzo es el único piloto que ha derrotado a Marc Márquez desde que éste se unió a la categoría, hace seis años.

Lorenzo y su rivalidad con Rossi marcó época en la última década.

En 2017, Lorenzo se mudó a Ducati y, aunque tuvo problemas para adaptarse a la Desmosedici en ese primer año, ganó tres carreras en 2018 y probablemente habría contribuido a eso si no hubiera sido por una lesión de muñeca que lo obligó a ausentarse en cuatro Grandes Premios.

Este año firmó con Honda para 2019, en lo que se esperaba que sería un año explosivo al hacer mancuerna con Márquez; sin embargo, las lesiones constantes y dificultades para adaptarse al RC213V lo dejaron con el peor año en su trayectoria, al sumar 29 puntos sin siquiera anotarse resultados en las diez primeras posiciones.

Pese a comprometerse con Honda para 2020, después de contactar a Ducati, tomó la decisión de retirarse después de la visita a Sepang.

“Todos ustedes saben que me encanta pilotar, me encanta la competencia, me encanta este deporte, pero sobre todo me encanta ganar. Me di cuenta en algún momento de que esto no era posible, en este tiempo corto con Honda”, admitió.

“En esta etapa de mi carrera, era imposible para mí mantener la motivación. Mi objetivo que me planteé al comienzo de la temporada no era realista, como dije, en este corto tiempo”.

“Pienso que ésta es la mejor decisión para mí y para el equipo, porque Honda y Jorge Lorenzo no pueden estar luchando para ganar algunos puntos al final de la carrera, o incluso para entrar en los cinco primeros, o incluso luchar por el podio, que creo que sería posible con el tiempo. Creo que los dos somos ganadores, que necesitamos luchar para ganar”.

Lorenzo será inducido como Leyenda del MotoGP en Jerez. En total, logró 47 triunfos en la categoría principal y 68 sumando las tres clases, 69 PPs, 152 podios y 37 vueltas rápidas.