Con una excelente largada desde la PP, el piloto alemán logró controlar la larga carrera y, gracias a la aparición del auto de seguridad que salió a la pista en dos ocasiones, logró conservar sus neumáticos lo suficiente para manejar la presión final de Daniel Ricciardo, cruzando la línea de meta 1.4 segundos antes que el piloto de Red Bull. Fue así como el piloto reafirmó su hegemonía en Marina Bay al lograr el cuarto triunfo de su carrera y el primero con Ferrari.

Gracias al contacto entre Nico Hulkenberg y Felipe Massa, cuando éste último salía del box, el trazado asiático continúa sin tener una carrera en la que no aparezca el “Safety Car”, lo que fue reafirmado cuando de manera imprevista uno de los espectadores apareció caminando a un costado de la pista, haciendo que la carrera se neutralizara por segunda vez, lo que aprovechó la parrilla para asegurar una carrera a sólo dos paradas.

Vettel se vio dominante aún cuando reconoció la gran carrera de Ricciardo, quien a pesar de no tener ninguna oportunidad clara de pelear por la punta, le robó en la parte final de la carrera la vuelta rápida al alemán para quedar complacido con su segundo lugar. Kimi Raikkonen le dio el 1-3 a Ferrari, pero se lamentó de no tener el ritmo para terminar más cerca de los punteros, pues cruzó la línea de meta 17 segundos después que su coequipero.

Nico Rosberg terminó desconcertado en el cuarto puesto, pues nunca entendió por qué el ritmo de las flechas de plata se vio tan mermado. Aún así, fue una jornada productiva para él, pues aprovechó la pérdida de potencia que obligó a Lewis Hamilton a abandonar para reducir su desventaja en la clasificación general de 53 a 41 puntos. La mala noticia es que con el triunfo Vettel se puso a tan sólo ocho unidades de su compatriota.

Sergio “Checo” Pérez dio otra muestra del gran momento que vive, pues con una espléndida salida y su manejo sólido logró terminar la competencia en el séptimo lugar luego de iniciar décimo tercero, con lo que se movió en la tabla general del décimo al noveno sitio. “Checo” soportó de manera estoica el embate de los autos de Toro Rosso en las últimas vueltas, además de continuar con su racha perfecta al puntuar en cada una de las carreras en las que ha competido en Marina Bay.

Lamentablemente para Force India, Nico Hulkenberg no sólo no terminó la justa por el incidente antes mencionado, sino que fue penalizado con tres posiciones en la parrilla de la próxima carrera al ser encontrado culpable del choque con Massa.

La serie no toma descanso y llevará a cabo su siguiente cita en Japón, del 25 al 27 de septiembre.