La Fórmula 1 ha pospuesto oficialmente el Gran Premio chino, tras la solicitud que el promotor local le hizo a la categoría y a la FIA.

Ante la situación que el país asiático vive por el brote del virus Covid-19, que registra más de 44 mil casos y alrededor de 1100 muertes, se requirió de una semana para tomar la decisión de no realizar la competencia en el circuito de Shanghai el 19 de abril.

Hace siete días, la Administración de Deportes de Shanghai sugirió cancelar el evento, para ir en sintonía con el resto de los torneos deportivos en la región, por lo que la categoría estuvo en contacto con la promotora Juss Sports Group y la Federación de Automovilismo y Motociclismo Chino.

Finalmente, este miércoles, la FIA y la F1 aceptaron la posposición de la competencia.

“Como resultado de las preocupaciones de salud continúas y con la Organización Mundial de la Salud declarando al coronavirus como una emergencia sanitaria global, la FIA y la Fórmula 1 han tomado estas medidas para asegurar la salud y seguridad del personal de viaje, participantes y aficionados, los cuales permanecen como preocupación primaria”, indica la declaración.

“La FIA y Fórmula 1 continúan trabajando de cerca con los equipos, el promotor de la carrera, CAMF y las autoridades locales para monitorear la situación mientras se desarrolla”.

Aún se estudian alternativas para realizar el Gran Premio este año; según Autosport, la final en Abu Dabi podría retrasarse para acomodar a China en noviembre.

El anuncio genera un espacio de cuatro semanas entre las competencias en Vietnam (5 de abril) y Holanda (3 de mayo).

Es la primera vez desde 2011 que una cita del Mundial se pospone; en esa ocasión, las protestas civiles impidieron que se corriera el Gran Premio de Bahrein.