FOTO: Clement Marin/DPPI/Prensa Roberto González

Roberto González se reporta listo y entusiasmado para las “6 Horas de Austin” de este fin de semana.

Mientras la tripleta de Jota Sport (LMP2) se alista para la “Lone Star Le Mans”, quinta ronda del WEC 2019-2020, el regiomontano no puede ocultar su emoción por volver a correr en el Circuito de las Américas, al ser la sede más cercana a su tierra natal.

“Ya tuve la oportunidad de correr en Austin hace un par de años, es un circuito muy técnico y de mucha precisión, por lo que pasa a ser uno de mis favoritos”, afirmó.

“A pesar de que no teníamos planeado competir aquí a principio de la temporada, me entusiasma mucho, porque está muy cerca de México y siempre hay muchos aficionados mexicanos apoyándonos. Eso me hace sentir en casa”.

En 2017, Roberto participó en la prueba de resistencia con Manor TRS Racing, aunque abandonó. Hoy, intentará emular y mejorar lo hecho por su hermano Ricardo, quien en tres apariciones en LMP2, finalizó segundo en 2016 con su escuadra propia, RGR Sport.

Austin marca el inicio de la segunda mitad del certamen, donde los integrantes del auto No. 38 buscarán acercarse a la punta del campeonato de la clase LMP2.

Actualmente se encuentran cuartos en la clasificación de equipos con 62 puntos, 10 unidades menos que el líder actual y auto hermano, el No. 37 de Jackie Chan DC Racing.

A diferencia de otras fechas en el calendario, las actividades arrancarán el sábado y sólo tendrán dos entrenamientos, seguidos de la calificación. El domingo será la carrera y tendrá una duración de 6 horas, arrancando al mediodía.

Es la primera prueba efectiva del año calendario, tras unas vacaciones en las que González aprovechó el invierno para descansar.

“Vamos con una mentalidad buena y buscando un resultado bueno, todos tuvimos un par de semanas de descanso y preparación para este fin de semana, así que estoy ansioso por ver a todo el equipo de nuevo”, aseguró.