FOTO: Scuderia Ferrari Press Office

Mattia Binotto indicó que no habrá “respuestas” públicas sobre la forma en la que Ferrari ha manejado el accidente que sus pilotos protagonizaron en el Gran Premio brasileño.

El equipo revisó lo ocurrido hace un par de semanas en su sede de Maranello, en juntas de carácter privado, donde su jefe se reunió con Sebastian Vettel y Charles Leclerc, tanto de forma independiente como juntos.

Cuando se le preguntó este viernes en Abu Dabi qué medidas se habían tomado para evitar que se repitiera un escenario de este tipo, Binotto dijo: “Aquí no hay respuestas. Es algo que discutimos internamente. Ambos son pilotos muy buenos, saben exactamente qué hacer. Es desafortunado lo que sucedió”.

De hecho, ambos pilotos estaban citados para participar en la rueda de prensa de la FIA de ayer jueves, aunque Vettel llegó tarde a Emiratos Árabes Unidos, por el nacimiento de su tercer hijo.

Leclerc fue el único que habló, declarando que él y Vettel debían “tratar de ser un poco menos agresivos entre ellos” para evitar que se repitiera esto

A principios de semana, Binotto había dicho que, después de la reunión, ambos “entienden que lo que sucedió no era aceptable” y “cómo seguir adelante”; sin embargo, presionado sobre por qué no se habían compartido detalles específicos, el directivo defendió el derecho del equipo a mantener las cosas en privado.

“¿Hay un piloto más culpable que el otro? Creo que no es importante”, comentó. “Tal vez esa vez podría haber sido Seb, tal vez la próxima vez podría haber sido Charles. Son dos pilotos que pelean y pueden cometer errores. Lo importante es saber que la próxima vez, no volverá a suceder.

“No hay mucho que discutir. Es entre nosotros, algo que discutimos en nuestra fábrica, y estoy feliz de mantenerlo entre nosotros”.

Binotto también insinuó que la dupla titular aún no estaba de acuerdo sobre lo que sucedió, al expresar que hay “versiones diferentes” y que “si escuchas a los pilotos, ellos tienen su versión propia”; sin embargo, se concluyó que, independientemente de quién fue el culpable, el incidente perjudicó al equipo.

“Lo que es más importante es entender lo que lo desencadena”, aseveró. “Esa es la única manera de asegurarse de que no vuelva a suceder en el futuro. Y eso es obviamente lo que discutimos”.