Los seis mejores equipos de Fórmula Uno han escrito a su director general, Chase Carey y al presidente de la FIA, Jean Todt, para expresar su preocupación por el posible traslado de Marcin Budkowski de la FIA a Renault.

Budkowski renunció a su cargo como jefe del departamento técnico de F1 la semana pasada. Hasta su renuncia tuvo acceso a información privilegiada de todos los equipos, presentada a la FIA para su aprobación. Budkowski tendrá tres meses de licencia, lo que significa que puede comenzar en su trabajo en Renault a fin del año y podría hacer una contribución significativa al auto 2018.

El tema fue discutido en una reunión de los seis equipos del Grupo de Estrategia en Malasia, a la que asistieron Toto Wolff (Mercedes), Christian Horner (Red Bull), Maurizio Arrivabene (Ferrari), Eric Boullier (McLaren), Paddy Lowe (Williams) y Bob Fernley (Force India). Renault no es actualmente miembro del Grupo de Estrategia.

“Puede haber un conflicto de intereses, que no estoy diciendo que haya abusado de ninguna manera, pero debe haber algún tipo de política ética que todos sigamos”, dijo Toto Wolff. Por otro lado, Fernly expresó que los equipos estarían menos dispuestos a buscar aclaraciones de reglas de la FIA si su personal tiene permiso para unirse a sus rivales.

La carta resultante reunión requiere nuevos protocolos para los miembros de la FIA y de F1/Liberty, tomando un período de ausencia mucho más largo antes de poder asumir roles de equipo.