Carlos Sainz toro rosso

Cuando Red Bull degradó a Daniil Kvyat para Toro Rosso después del Gran Premio de Rusia, optaron por promover a Verstappen como compañero de Daniel Ricciardo.

Verstappen y Sainz hicieron su debut en los grandes premios juntos en la temporada 2015, aunque Sainz entró en la F1 con más experiencia en carreras de autos.

Sainz estuvo decepcionado por no reemplazar a Kvyat y utilizó eso para motivarse y entregar una temporada fuerte, terminando sexto en el próximo gran premio, la carrera de casa en Barcelona, ​​y  siguió con puntos en Mónaco y Montreal.

A mediados de año, consiguió una extensión de contrato en Toro Rosso para el 2017 y el español también terminó sexto en Austin e Interlagos antes del final de la temporada.

“La gente habló de lo difícil que fue para Kyvat, pero la gente pensó que era fácil para mí también. No tuvieron en cuenta que también era un momento difícil para mí, que tuve que reaccionar y tuve que llamar la atención de Red Bull de repente. Así que fue un gran punto de inflexión y una buena reacción a una situación muy difícil. Podría haber puesto mi carrera de F1 en una situación complicada por lo que estaba bajo mucha presión y me desempeñé en mi mejor nivel”.