Compartir
FOTO: BMW Motorsport

El camino de Alex Zanardi rumbo al debut en el DTM continúa su marcha; esta semana, completó dos días de pruebas bastante productivas en el circuito de Vallelunga, Italia.

El ex piloto de Fórmula 1 y campeón paralímpico acumuló 294 durante el martes y miércoles con el BMW M4 que manejará el 25 y 26 de agosto en Misano, sede de las primeras carreras nocturnas en la historia de la serie, donde será invitado de la marca alemana.

“La prueba fue grandiosa; salió todo realmente bien y estamos en la dirección correcta. Mucho es nuevo, pero estoy familiarizándome con ello vuelta por vuelta

El italiano de 51 años continúa desarrollando los elementos nuevos que tendrá su vehículo, incluyendo el sistema de freno de mano, con el que no requerirá el uso de sus piernas prostéticas dentro de su habitáculo; a pesar de que, en principio, se mostró escéptico por la modificación, su estilo de manejo ha sido mejor de lo esperado.

“Admito que se sintió muy extraño tener un espacio completamente vacío sin cajas de pedales frente a mí la primera vez que salí del garaje. Pensé: ‘¡Es extraño!’ Pero tengo que decir, todo el sistema trabajó muy intuitivamente para mí. Estoy yendo excelentemente con él”.

FOTO: BMW Motorsport

Será la primera vez que Zanardi maneje en una competencia de autos desde un evento del Campeonato Italiano de GT en 2016, que también fue en Misano; su presentación en el DTM forma parte de su preparación rumbo a las “24 Horas de Daytona” del próximo mes de enero, aunque no deja de reportarse emocionado por correr en casa.

Sébastien Ogier también estuvo presente en la jornada de entrenamientos, rumbo a su debut en la serie en Austria, en septiembre. El francés superó las 100 vueltas acumuladas en ambos días con el Mercedes AMG C63.