Sébastien Loeb en el Rally de Japón de 2010 (FOTO: Archivo Red Bull Content Pool)

El Rally en Japón, que se inauguró en 2004 y se mantuvo en el calendario hasta 2010 (a excepción de 2009), fue confirmado por el promotor del Mundial de Rallies para regresar al calendario en 2019; solo falta el visto bueno de la FIA. 

Las fechas en las que se llevaría a cabo este evento abarcan entre el 12 y 15 de septiembre y en la primera/segunda semana de noviembre; el Consejo Mundial de Deporte Motor de la Federación anunciará la fecha oficial el próximo 12 de octubre, cuando celebre su siguiente reunión.

A diferencia de las visitas anteriores, que se organizaron en la isla Hokkaido, al norte del país asiático, para su regreso se sabe que los caminos se trazarán en la isla principal de Honshu, lo que permitirá que varias etapas recorran las regiones montañosas entre Tokio, Yokohama y Nagoya, pasando por el icónico Monte Fuji.

Crédito: Autosport

“Nos complace anunciar la buena noticia de que el WRC llegó a un acuerdo con la sede del Rally de Japón para que celebre el evento a partir de 2019″, dijo el director de la promotora del Mundial, Oliver Ciesla.

“La propuesta será enviada a la FIA World Motor Sport, en donde asumimos que será aprobado y traerán de regreso el Rally a Japón; el evento se prevé que se realice anualmente durante los próximos cuatro años. Estamos ansiosos por regresar a Japón”. 

Japón no es el único evento nuevo que se tendrá para la siguiente temporada, ya que también se espera que Chile se una al calendario luego de que demostrara ser una opción viable. Se espera que sean 14 rondas las que conformen el siguiente Campeonato. 

Queda por ver qué sede europea dejará el calendario para que puedan entrar estas dos pruebas, caracterizadas por sus recorridos largos. Se rumora que el Tour de Córcega sea el candidato a salir, aunque existe la posibilidad de que se quede para 2019 y el que termine fuera sea el Rally de Alemania. Polonia no se incluyó este año por no cumplir con algunas medidas de seguridad y por la mala conducta de los espectadores.

El último ganador en 2010 en el Rally japonés fue el Citroën C4 manejado por Sébastien Ogier y Julian Ingrassia.