Compartir

Un arrancón normal es ir de 0 a 100 kph en el menor tiempo posible, tardes lo que tardes, nada de 402.5 metros que es la distancia oficial de los cuartomilleros. Teóricamente el límite de cualquier vehículo tendría que tomar en cuenta su peso, la potencia de su motor, su coeficiente de aerodinámica (Cx) y similares, además de la altamente importante profundidad de la cartera de quien lo fabrica.

Por eso es que si eres Sebastian Vettel tu unidad va a ser “ligeramente” superior a la mayoría de los demás autos de competencia, no por nada la F1 es la categoría máxima, pero un dragster está hecho para ser veloz en línea recta y tiene un motor tan potente que necesita un V8 de 500 caballos para echar a andar el motor real que lo propulsa. Éste es el orden de los diferentes autos de competencia en un arrancón corto.