FOTO: Dan Mullan/Getty Images for Red Bull Content Pool

Daniel Ricciardo volvió a indicar que la oportunidad de escribir un nuevo capítulo en la Fórmula 1 fue la principal razón por la que firmó con la escudería Renault.

Como se esperaba, el australiano fue uno de los más cuestionados en la conferencia de prensa oficial de la FIA de este jueves, rumbo al GP de Bélgica, en el que reconoció que la decisión de salir de Red Bull Racing le costó tiempo y trabajo, pero que todo se resumió en una meta personal.

“Me tomé mi tiempo con esto, por ningún motivo fue una decisión fácil, creo que llegué a un punto donde sentí que estaba listo para un cambio, es el resumen de esto, estaba listo para un nuevo desafío, para mí, personalmente es una motivación fresca”, indicó.

“Suena fácil decirlo así, pero no fue fácil. Pasé algunas noches sin dormir intentando llegar a la mejor conclusión para mí. Una vez que hice la decisión y jalé el gatillo, me sentí cómodo con ello y se siente bien para el próximo año”.

Ricciardo, cuyas siete victorias en la Máxima Categoría han llegado con la fábrica de Milton Keynes, se expresó confiado en el desarrollo que Renault seguirá teniendo en el corto plazo, aunque también reconoció que no iniciará el próximo año peleando por victorias; rumbo a la carrera de este domingo, la fábrica francesa se ubica en cuarto lugar en el Campeonato de Constructores.

A su vez, destacó que el proyecto que plantea Honda con su actual equipo no influyó de manera primordial con su decisión y rechazó que el contrato que Max Verstappen firmó en octubre del año pasado, que se maneja que sea más lucrativo que el suyo, haya influido, dejando en claro que no hay resentimientos con la organización austriaca.

“Honda todavía necesita probarse al frente, pero no hubo un factor clave más que el mío queriendo tener un cambio de lugar. No necesariamente fue el acuerdo de motor o de finanzas”, dijo. “Creo que hay muchas cosas desconocidas con todo, el movimiento hacia donde estaré el próximo año aún es un elemento de riesgos y desconocimientos. Nada fue tan concreto”.

“Cinco años con Red Bull Racing, 10 años con la compañía, obviamente han sido increíbles y grandiosos, sentí que ahora es tiempo de hacer algo nuevo, así que fue más o menos cómo terminó o cómo llegó mi decisión”.

Ricciardo también afirmó que su decisión llegó poco después del Gran Premio y las pruebas organizadas en Hungría, dos días antes del anuncio que estremeció al mundo de la F1.