FOTO: Volkswagen Motorsport

Romain Dumas destruyó la marca que Sébastien Loeb estableció en la Subida de Pikes Peak hace cinco años.

Durante la edición 96 de este icónico evento estadounidense, celebrada este domingo, el prototipo I.D. R hizo historia al cronometrar 7 minutos, 57 segundos y 148 milésimas en los 19.99 kilómetros y 156 curvas de recorrido, a pesar de la aparición de neblina que pudo influir en su manejo, por lo resbaladizo de la zona de asfalto y la altitud del área de Colorado.

“Excedimos incluso nuestras expectativas con ese resultado”, indicó el francés. “Desde las pruebas de esta semana, hemos sabido que era posible romper el récord de todos los tiempos”.

El auto, equipado con dos motores que generan 500 kW de potencia (680 PS) y 650 Nm de torque, marca una nueva generación en los sistemas eléctricos de los autos prototipo, al compaginar velocidad, performance y tecnología, además de la sustentabilidad, ya que la electricidad requerida fue adquirida mediante los generadores ubicados en la sima de las montañas de Pikes Peak, mientras el combustible se extrajo de alcohol de azúcar.

Después de más de medio año de desarrollo, Dumas cumplió con el objetivo de dejar en el recuerdo el récord de un auto eléctrico en el evento, el cual era propiedad de Rhys Millen, quien en 2016 cronometró 8:57.118 m.

FOTO: Volkswagen Motorsport

“Para que esto resultara, todo tenía que juntarse perfectamente – desde la tecnología hasta el piloto. Y el clima tenía que jugar a favor. Que todo corriera tan suavemente es un sentimiento increíble, y el nuevo récord en Pikes Peak es la cereza del pastel”.

Es la tercera vez consecutiva, y cuarta en los últimos cinco años, que Dumas gana el evento en la clasificación general. El debutante Simone Faggioli finalizó en segunda posición, con 8:37.230 m., en tanto que Peter Cunningham con el Acura TLX GT venció en la división Pikes Peak Open con 9:27.352 m.. Paul Dallenbach (2006 PVA Dallenbach Special) ganó en la clase Open Wheel, mientras David Donohue (2017 Porsche GT3 R) se quedó con los honores en los Time Attack 1.

En el evento también participó Ray Evernham, el ingeniero con el que Jeff Gordon ganó tres de sus cuatro campeonatos en NASCAR Cup, quien en la división Exhibition registró 10:11.334 m. con un Chevrolet Sedán 1936. Travis Pastrana, JR Hildebrand, Vanina Ickx y Manfred Stohl fueron otras personalidades que participaron en el evento.