Compartir
FOTO: Jose Mario Dias

Este domingo se cumplirán 86 días desde el accidente que Pietro Fittipaldi sufrió el infortunado accidente en la calificación de las “6 Horas de Spa-Francorchamps” del WEC, en el que se fracturó sus dos piernas.

No ha sido un proceso fácil para el brasileño, quien estaba participando en múltiples campeonatos alrededor del mundo. Tras someterse a cirugía, esperó unos días para viajar de Bélgica a Indianápolis para recibir asistencia de Steve Olvey y Terry Trammell, dos de las autoridades médicas más prominentes en el automovilismo.

Sin embargo, con determinación y mucho apoyo de la comunidad de pilotos de diferentes series, el joven de 22 años pasó los últimos dos meses realizando mucha activación física, lo que le permitió sanar de sus lesiones de manera veloz y tomar ritmo con entrenamientos y en go karts.

Hoy, Fittipaldi está listo para su primera arrancada en circuitos no ovales en la IndyCar, y primera desde abril, al volver al asiento del equipo No. 19 de Dale Coyne Racing.

“Quedé muy contento con mi primer día de vuelta en el auto la semana pasada”, dijo. “Fue un gran alivio para mí después de dos meses de solo hacer mucho entrenamiento, terapia física y trabajar para estar saludable y poder volver a manejar”.

“Manejar mis primeras vueltas la semana pasada fue un gran alivio porque mostró que podía ser capaz de hacerlo. Me sentí bien y cómodo con el auto y el día de pruebas resultó bien”.

Y es que la semana pasada, Pietro participó en un test de evaluación de alrededor de 100 vueltas en el mismo circuito que se ubica en Lexington, Ohio, en el que tuvo resultados satisfactorios, pero principalmente alivio al volver a disputar una competencia oficial y prepararse para la misma, al reacostumbrarse a los pedales, la velocidad y sensaciones de un monoplaza estadounidense.

Por ello, después de acumular el mayor kilometraje posible, su meta será brillar en la calificación, ya que Mid Ohio es una de las pistas en las que las oportunidades para rebasar autos son muy escasas.

“Nunca antes corrí en Mid Ohio, pero lo disfruté mucho durante la prueba”, expresó. “Es una pista muy técnica”.

“Creo que seremos competitivos y la meta será calificar en los diez primeros lugares y ver cómo estamos en la carrera”.

 

Se espera que Fittipaldi permanezca en el asiento en las últimas cinco pruebas de la campaña con Coyne, después de que Zach Claman De Melo y Santino Ferrucci compartieran el asiento durante los últimos meses.