Compartir

Una de las cosas más asombrosas sobre las 24 horas de Le Mans es algo llamado Garage 56. El proyecto se remonta al año 2012,cuando Le Mans sólo tenía espacio para 55 coches en lasen la línea de salido, el objetivo de la ACO (los organizadores de la carrera) fue añadir un lugar extra  para un auto; “Que exploren la tecnología de automóvil para el mañana y más allá”, afirmó el director deportivo del ACO.

En el pasado, han habido autos que aprovechan al máximo el combustible (Delta Wing) o también que son impulsados con electricidad (ZEOD RC), pero el enfoque para este año fue diferente.

En 2012, el empresario francés Frederic Sausset se raspó el dedo mientras estaba de vacaciones en  Francia. Trágicamente, Sausset contrajo una infección que amenazó su vida y tuvo que soportar que le amputaran las extremidades. En lugar de darse por vencido, Sausset decidió que la falta de manos o pies no lo privarían de un de sus ambiciones: Correr las 24 horas de Le Mans

El equipo de Sausset, SRT41 tenía un trabajo complicado. Una carrera de 24 horas como Le Mans  es una carrera que se lleva a cabo en conjunto donde existe intercambio de pilotos en ciertas etapas de la carrera. El equipo tuvo que convertir un Morgan-Nissan LMP2 para que Sausset pudiera conducirlo, sin comprometer la capacidad de sus dos compañeros (sin discapacidad) Jean Bernard Bouvet y Christophe Tinseau.

El acelerador y el freno fueron relativamente fáciles. El asiento que se insertó para Sausset tiene una paleta para cada muslo y cada paleta se conecta a los pedales. Durante el cambio de pilotos se remplazó el volante del Morgan-Nissan y se reemplazó con un adaptador especial que se conecta a una prótesis que lleva Sausset en su brazo derecho.

El reto de convertir el coche no terminó allí. Correr puede ser peligroso y las reglas establecen que un conductor debe ser capaz de quitarse el cinturón por sí mismo y salir del coche en siete segundos o menos. Después de pasar una buena cantidad de tiempo en un coche de carreras no es tarea fácil, incluso si se cuenta con las 4 extremidades. La solución de SRT41 es un asiento eyectable, desarrollado y perfeccionado con apoyo del equipo de seguridad de Le Mans.

Todo el mundo estuvo encantado de ver al SRT41 #84 completar 315 giros en 24 horas. Sausset quien sufrió una amputadura  de todas las extremidades  piloteó bien durante la carrera y su gran determinación lo hicieron uno de los favoritos del público.