Compartir

Sebastian Ogier ha ganado el campeonato mundial de rally en cinco ocasiones distintas, pero su deseo tras retirarse de esta competencia es correr en las 24 Horas de Le Mans, para las cuales ya ha conseguido algo de experiencia en dos carreras de Súpercopa Porsche y un par de salidas en GT, con un Audi R8 LMS y un Ferrari F430 Scuderia.

También probó un Red Bull F1 en el verano, lo cual le ha dado aún más confianza. “Cuando termine con el WRC buscaré otras cosas, eso ténganlo por seguro” dijo el francés, “pero definitivamente quiero correr en Le Mans un día; puede haber otras cosas, pero Le Mans debe estar entre ellas”

Hubo rumores a lo largo del año de que este sería el último de Ogier, en especial con su indecisión sobre las opciones para 2018, pero al final era demasiado temprano como para irse. “Seguramente encontraré otras opciones, porque la idea de quedarse en casa y ya cuando tienes solo 33… no suena para nada emocionante, debería venir más tarde en la vida”