Compartir
FOTO: Jerry Markland/Getty Images for NASCAR

La visita de la NASCAR a Kentucky el fin de semana pasado no solo dejó una nueva exhibición dominante del campeón reinante Martin Truex.

Hendrick Motorsports, en medio de la sequía más extensa en su historia, confirmó que la combinación piloto-ingeniero más exitosa que ha producido en la Cup Series seguirá unida por dos temporadas.

El año pasado, Jimmie Johnson fue el único que renovó su contrato con el equipo hasta 2020, en lo que se especula que será el último contrato antes de retirarse; sin embargo, su jefe de mecánicos Chad Knaus no tenía un futuro más allá de este campeonato, aunque esta situación se solucionó, al firmar hasta el mismo año que su piloto.

“Obviamente, Jimmie y yo, a pesar de que estamos atravesando un pequeño bajón en este momento, hemos tenido un gran tiempo corriendo juntos. Tenemos una relación larga y disfrutamos todo (lo relacionado con el equipo) 48”, expresó en conferencia de prensa, horas antes de la carrera de Kentucky.

“Creo que sería tonto y mentiroso no admitir el hecho de que obtener ocho campeonatos y colocar a Jimmie en su propio pedestal, en la cima de la clasificación de campeonatos, es un deseo enorme y algo que definitivamente quiero intentar lograr”.

Esta pareja ha marcado época en la categoría durante los últimos 16 años, no solo con los siete títulos de Cup, que colocan a Johnson a lado de Richard Petty y Dale Earnhardt como los más exitosos de la historia, sino también con su 83 victorias, 35 PP y más de 18 mil 600 vueltas lideradas en poco menos de 600 arranques. Además, sigue siendo el único piloto que ha aparecido en todas las ediciones de playoffs desde que se implementó este sistema en 2004.

Pero varios factores, como la competitividad de las constructoras rivales y con el mal rendimiento del modelo Chevrolet Camaro ZL1 que se utiliza desde este año, han dejado al californiano en la racha de carreras sin triunfo más extensa de su trayectoria, la cual llegó a 42 participaciones el sábado pasado.

Johnson no gana desde junio del año pasado (FOTO: NASCAR Media)

La falta de un patrocinador permanente para el siguiente año, ya que la firma Lowe’s dejará Hendrick al terminar la campaña actual, generó incertidumbre adicional sobre el futuro de Knaus y del mismo Johnson. No era descabellado anunciar su retiro al finalizar 2018, después de todos los logros mencionados.

Sin embargo, la ambición para lograr la octava corona y fortalecer su relación profesional, que va más allá de las pistas, son las motivaciones que aún mantienen a Knaus en un papel activo dentro de su equipo.

“Creo que Jimmie y yo hemos alcanzado el punto donde realmente nos entendemos uno al otro”, compartió. “No hay mucha duda en el esfuerzo o la cantidad de esfuerzo que va de un lado o de otro. Nos preocupamos profundamente uno por el otro, por las familias, hijas, y tengo un hijo en camino, así que hemos crecido mucho juntos en la vida y creo que eso tiene mucho que ver”.

Después de 19 carreras, Johnson se ubica en 12º lugar del campeonato con 484 puntos; su mejor resultado lo consiguió en Bristol (tercero), aunque solo ha liderado 15 vueltas.