FOTO: François Flamand/DPPI Media

El Dakar está lleno de pilotos y de copilotos con trayectorias deportivas inusuales. Un ejemplo evidente es Robby Gordon, gran adepto a los virajes de 180 grados, en sentido figurado y literal, quien parece haber tenido ya varias vidas en la prueba que más se le resiste.

El día de su debut en el evento, en 2005, se convirtió en el primer originario de Estados Unidos en ganar una etapa en coches, al volante de un Volkswagen Touareg. Rápidamente se posicionó como uno de los aspirantes al título absoluto, que nunca tuvo tan cerca como en 2009, año en el que finalizó en tercera posición.

La piedra en el zapato de los grandes equipos del rallismo se convirtió en un auténtico “cazaetapas”, con 10 victorias al término de la edición de 2015, sin lograr entrar en los primeros 10 sitios generales.

El año siguiente, la decepción de sus vehículos Hummer que inscribió, por el abandono del joven Sheldon Creed y la 25° posición para el jefe, le dejó un sabor amargo a este conquistador frustrado que se ha mantenido alejado durante dos años del evento debido a sus numerosas actividades en Estados Unidos.

Pero hoy, Gordon regresa decidido a plantarle cara a los nombres de Peterhansel, Al Attiyah, Sainz y Loeb en las dunas de Perú. El estadounidense no es de los que se asustan ante los desafíos, menos aún con el último vehículo, un Textron XX con especificaciones del reglamento Score que ha salido de su taller.

“Voy a Perú a aspirar a la clasificación general”, afirmó para su retorno, acompañado de nuevo de su copiloto Kellon Walch, antiguo motorista del Dakar. “No puedo pensar en nadie mejor para tener en el asiento derecho durante el rally”.

Con la confianza excesiva que le caracteriza, el jefe del Team SPEED presentará tres vehículos por primera vez desde 2010, mismos que estarán en manos de sus compañeros fieles de pista en la Stadium Super Truck Series en Estados Unidos, Blade Hildebrand y Cole Potts. Cada uno contará con Jonah Street y Max Eddy como copilotos.

Los tres vehículos tendrán como uno de sus patrocinadores a Speed Energy Drink, propiedad del californiano, cuya currícula incluye victorias en NASCAR, CART/IndyCar, junto con la dirección de la Stadium Super Trucks. En total, sus inscripciones han cosechado 17 victorias de etapa y cinco resultados en las primeras 15 ubicaciones generales.

“El Rally Dakar está emocionado por dar la bienvenida de regreso a Robby Gordon, el competidor estadounidense más famoso en su historia”, comentó Xavier Gavory, de ASO. “Una leyenda absoluta del Dakar por su estilo de manejo agresivo y teatralidad, Gordon y Team SPEED serán uno de los equipos a seguir en la edición 2019, 100 por ciento Perú, 100 por ciento Dakar.”