Compartir
FOTO: Eduardo Olmos

El segundo campeonato en la NASCAR México es aún más especial para Rubén García Mateos, aunque continúa asimilando el logro que completó un año redondo a nivel profesional.

Desde este lunes, el mexicano inició una semana que lo verá ser premiado en Charlotte, Carolina del Norte, luego de asegurar el título en el Autódromo Hermanos Rodríguez, con lo que cerró su actividad en las pistas que incluyó la tercera posición en la serie regional Pro East en Estados Unidos, lo cual resalta el palmarés que ha forjado con 23 años de edad.

“Cuando gané mi primer campeonato no sabía qué estaba pasando, a dónde ir ni qué decir ni qué estaba sintiendo”, describió. “Este año fue un poquito mejor, creí que lo iba a asimilar mucho mejor, pero es una emoción indescriptible. El año tanto aquí como en Estados Unidos ha sido increíble. Ha sido mi mejor año hasta la fecha y espero que todo esto nos sirva como motivación y seguir creciendo para los años próximos”.

El integrante de Team GP Racing sobrevivió a una carrera accidentada en la capital del país, en la que arrancó y finalizó en octava posición, pero ya que Irwin Vences no pudo ser siquiera candidato a la victoria y el hecho de que varios competidores abandonaran o resultaran afectados en la carambola de la primera vuelta le permitieron asegurar el título.

No obstante, en la segunda mitad de la jornada sostuvo una batalla intensa con Santiago Tovar, con quien intercambió pintura por los roces en la zona del Foro Sol; pensando en concluir la carrera, García se fue a lo conservador.

“Sabía que él estaba tratando de buscar ganar posiciones, yo me sentía cómodo, sabiendo que estaba peleando con él hasta que llegó un punto en el que evidentemente era más rápido que yo y pasó”, describió. “Él era más rápido que yo, los tiempos no mintieron y quedó adelante de mí. Yo tenía la figura más grande en mente, que era el campeonato”.

“Hubo un poquito de menos accidentes de lo que yo pensé, porque en la parte del Foro Sol somos tantos que, aunque no lo quieras, llega un punto en el que se presentan contactos. Hubo varios que no causaron bandera amarilla, me tocó verlos, pero desde el principio sabía que sería así”.

García Mateos se unió a Germán Quiroga (2009 a 2011) Jorge Goeters (2005 y 2012) y Abraham Calderón (2015 y 2017) como los pilotos que han sumado campeonatos múltiples en la serie mexicana.