FOTO: Sam Bloxham/LAT Images

El tema de conversación durante el ePrix de Berna de la Fórmula E no tiene que ver completamente con la lucha por el título.

La semana pasada se publicó el calendario preliminar de la Temporada 6 de la categoría eléctrica, que además de tener 14 eventos y algunas sedes por confirmar, reveló tres conflictos de calendario con el WEC.

Ante ello, los directivos de la Fórmula E advirtieron que no modificarán fechas, por lo que de no haber modificaciones, pilotos como Sam Bird y Sebastien Buemi deberán saltarse fechas de alguna de las dos series, al tener contrato con equipos de fábrica.

“El calendario ya está anunciado, es todo”, expresó Alberto Longo, Jefe Ejecutivo Adjunto de la Fórmula E, a Autosport. “No necesitamos hablar de ello, esto es lo que es”.

“Estamos muy ajustados al elegir nuestros calendarios y esperemos que ellos (WEC) puedan mover (sus fechas). Si ellos no pueden moverse, chocaremos (en fechas). No es el fin del mundo”.

Las “8 Horas de Bahrein” del WEC se realizarán el 14 de diciembre, el mismo día en el que la Fórmula E realizará una carrera en una sede próxima a anunciarse; caso similar para el 21 de marzo de 2020, cuando WEC e IMSA estarán en Sebring y la FE visitará una ciudad que se confirmará pronto. El 3 de mayo coinciden las “6 Horas de Spa” y el primer ePrix de Seúl.

Durante el fin de semana pasado, el presidente de la FIA, Jean Todt, indicó que una “Comisión de Calendarios” se creó para intentar evitar este tipo de escenarios entre categorías reguladas por la FIA, pero aún no se han gestado reuniones para solucionar estos casos.

Sebastien Buemi es uno de los pilotos que tiene contrato con equipos de las dos categorías (FOTO: FIA WEC)

Pero Longo enfatizó en que, a pesar de que lo último que se quiere es tener conflictos de calendario con otras series, la dificultad de organizar carreras en el centro de las ciudades es más complejo, por lo que “da ventanas muy pequeñas, mucho más pequeñas de lo que la gente pensaría”.

“En la mayoría de los casos, no tengo dos fines de semana para elegir fuera de todo el año”, explicó. “Así que es un gran desafío y lo que siempre pregunto en estas reuniones (con la FIA) es ‘que necesitan ser más flexibles con nosotros’, porque para ellos, cambiar un fin de semana hacia arriba o hacia abajo no debería ser un gran problema”.

“Pero para nosotros, (llegar a acuerdos con las ciudades) es un sí o no. Así que es exactamente por eso que colocamos los fines de semana, donde encontramos un acuerdo con las ciudades, y tratamos de no chocar con ningún otro evento automovilístico”.

Tomando en cuenta de que tampoco es probable que WEC haga modificaciones (ya que su calendario definitivo fue aprobado por el Consejo Mundial de Deporte Motor), los escenarios dependerán ahora de las exigencias y la flexibilidad de los equipos hacia sus pilotos.

Buemi, quien corre para Toyota en WEC y para Nissan en FE, explicó a Autosport que “para algunas carreras, Fórmula E es la prioridad y para algunas otras, WEC es la prioridad”.

“Lo que es una pena es que hay un Comité y nadie está tratando de encontrar una solución, todavía espero que encuentren una solución. No estoy muy preocupado en este momento”, comentó.