Compartir
FOTO: Ducati Press House

Un actor importante en el panorama del MotoGP para el corto plazo ha definido su futuro.

Andrea Dovizioso renovó con el equipo Ducati por dos años, con lo que aseguró su permanencia con la casa italiana hasta 2020.

“Estoy muy feliz por confirmar el contrato para el futuro”, afirmó. “Estoy feliz por estar en esta situación actual, ser confirmado en este momento del campeonato, necesitamos sumar puntos y con esto solucionado podemos pensar en el campeonato e intentar estar en el podium en cada carrera”.

El italiano de 32 años de edad ha sido parte de este equipo desde 2012, caracterizándose por su progreso continuo que le mereció el subcampeonato en 2017, año en el que ganó en seis ocasiones; sin embargo, la temporada en curso ha resultado complicada en varios sentidos, tanto por los resultados en la pista como por lo que ocurría en la mesa.

 

Además, las negociaciones de extensión de contrato se prolongaron varias semanas, al grado de que Dovizioso pidió un aumento de sueldo y rechazó la oferta inicial de la fábrica, al grado de amenazar con su salida del equipo.

“No creo que uno tenga que ver eso de una mala manera, porque nosotros hablamos de carreras”, explicó en rueda de prensa.

“Así que es normal pensar sobre estar en un equipo diferente, intentar y entender si es una cosa buena o no”.

“Estaba abierto a ello porque cuando estás hablando de contratos, tienes que tener una mente abierta”.

Con ello, se ocupa una de las vacantes más representativas del paddock de la categoría estelar de motociclismo, que ocurre después de la serie de anuncios que diferentes equipos han compartido en la semana; la pregunta que más se hace la prensa es si Jorge Lorenzo seguirá como su coequipero, ante los insistentes rumores sobre su partida hacia Suzuki.

Al ser cuestionado sobre esta situación, Dovizioso aseguró que la decisión recae en los directivos y no tiene influencia en ella.