Compartir

El ganador de la carrera del Gran Premio de Italia, Andrea Dovizioso, dice que estaba “asustado” tras  haber sido víctima de una intoxicación alimentaria durante la noche, misma que pensó podía arruinarle la carrera del domingo.

El piloto de Ducati estaba tercero en la clasificación del sábado en Mugello, pero se despertó sintiéndose mal durante el día de la carrera y sólo logró una vuelta al final en la sesión de calentamiento.

 A pesar de su enfermedad, Dovizioso consiguió quedarse dentro del grupo puntero en el GP de Italia y peleó con el líder del campeonato, Maverick Vinales, para reclamar su primera victoria del 2017.

 “Fue un día muy extraño para mí, la parte más extraña es la victoria”, dijo Dovizioso después de la carrera.

“La segunda es que me desperté y estaba enfermo”. “No tenía energía, ni siquiera logramos realizar el calentamiento – afortunadamente no tuvimos que probar algo porque nuestra situación (con la moto) fue realmente buena”.