FOTO: MotoGP

Fabio Quartararo encabezó los tiempos de la jornada de pruebas que el MotoGP realizó este lunes en Brno, superando a Maverick Viñales por 12 milésimas.

El francés de SRT Yamaha marcó el ritmo al iniciar la actividad, en la que su equipo analizó componentes distintos de la suspensión, cronometrando una vuelta de 1m56.225s en la hora de apertura.

Aunque Marc Márquez fue su retador más cercano en su momento, Quartararo amplió su ventaja al registrar 1m55.986s y, en la última hora, 1m55.616s. En total acumuló 78 vueltas.

VER: Resultados

Viñales, quien probó el prototipo 2020 del YZR-M1 de Yamaha, cronometró 1m55.628 rumbo a la conclusión de la tanda. Franco Morbidelli completó el 1-2-3 para la marca japonesa al quedar tercero con 1m55.755s, en tanto que el otro piloto oficial, Valentino Rossi, terminó en sexto.

Márquez, quien tuvo tres máquinas a su disposición y además probó un paquete aerodinámico nuevo de Honda, completó 70 giros, finalizando octavo en los registros. Stefan Bradl, sustituto de Jorge Lorenzo, no participó.

Alex Rins y Francesco Bagnaia fueron los mejores representantes de Suzuki y Ducati al ubicarse en cuarto y décimo, mientras KTM tuvo a Pol Espargaró en 14º. La marca austriaca permanecerá en República Checa para probar con Dani Pedrosa y Mika Kallio antes de su carrera de casa.

Joan Mir, el segundo integrante de Suzuki, protagonizó un accidente aparatoso durante la última hora, al derrapar a más de 300 kph al llegar a la Curva 1. Al español, séptimo en los registros, le diagnosticaron una contusión pulmonar, antes de ser trasladado en helicóptero al Hospital Universitario de Brno para un examen más detallado.

Ahí se confirmó que no sufrió lesiones graves, pero se espera que permanezca bajo observación antes de dirigirse a Austria para intentar participar en el Gran Premio en Spielberg este fin de semana.

“El accidente fue aterrador, pero finalmente parece que todo está más o menos bien”, dijo en el informe del equipo. “Al principio tuve un poco de dolor y tuve dificultades para respirar, pero luego la situación mejoró cada vez más y recibí una excelente asistencia y apoyo de los médicos en la pista”.

“Me llevará un par de días recuperarme, necesito tomarlo con calma y tomarme mi tiempo, pero en este momento me siento aliviado de que todo esté bien, y espero estar 100% listo para competir en Austria en unos pocos días”.