Compartir

El momento que todo México esperaba llegó: Sergio “Checo” Pérez demostrando su talento en la pista, tratando de sacar el máximo provecho al McLaren MP4-28 que se ha comportado “caprichoso” las últimas fechas.

Lo hemos visto pelearle la posición a su compañero de equipo, batallas que nos han dejado al borde del asiento, como la presenciada en el GP de Bahrain.

Sobre esto, Martin Whitmarsh ha comentado que Checo está comenzando a cumplir con las expectativas de McLaren: “Checo está mostrando la inteligencia y el ritmo natural que vimos en él antes (en Sauber). Está ganando confianza, es muy joven y con poca experiencia para encajar el hecho de ser piloto de McLaren, sobre todo cuando no le hemos entregado un coche lo suficiente bueno, ha habido una enorme cantidad de presión”.

“Él todavía tiene mucho que aprender, sigue siendo 10 años más joven que Jenson y no puedes adquirir esa experiencia de la noche a la mañana, pero creo que Checo está trabajando en la dirección correcta. Jenson es un gran punto de referencia, el único con más de una década de experiencia, muy inteligente y rápido”.

La primera demostración de talento, es ganarle al compañero

Para Whitmarsh, prueba contundente de que Checo puede convertirse en una gran estrella de este deporte pasa, ineludiblemente, por empezar a batir en pista a su compañero de equipo: “Así que para Pérez se tarta de entrar en un nuevo equipo, con una relativa falta de experiencia, y si vas a ser una estrella en el futuro tienes que vencer a tu compañero de equipo, eso está intentando hacer ahora”.