FOTO: Toyota Gazoo Racing WRC

El Consejo Mundial de Deporte Motor de la FIA, realizado a mediados de mes, oficializó la llegada de la tecnología híbrida al Mundial de Rallies a partir de 2022, como parte de un ciclo de cinco años.

Esto incluirá motores eléctricos y baterías comunes durante las tres primeras temporadas, para que en 2025 se pueda implementar un segundo nivel de “hibridación”, que permitiría que la energía recolectada se use en las competencias y una mayor libertad técnica para los fabricantes desde 2024.

Este segundo nivel de cambio tecnológico, y la cantidad que los equipos puedan hacer después de los primeros tres años, dependerá del éxito del primer período del reglamento híbrido.

“Los autos contarán con un sistema híbrido complementario, que estará compuesto por componentes y software comunes durante los tres primeros años, con el potencial de una mayor libertad técnica en 2025”, explicó la resolución del Consejo.

“El objetivo es permitir que los autos funcionen con energía eléctrica pura en ciudades y proporcionar un aumento de energía eléctrica en escenarios especiales”.

La Federación también modificó la administración de las carrocerías, permitiéndole a los fabricantes usar una “de producción o una estructura tubular de estilo prototipo”, según las pautas actuales de las dimensiones del WRC, “mientras la FIA definirá los elementos de vehículos de producción para utilizar en elementos visuales clave”.

“También habrá una opción para ‘escalar’ el cuerpo (de los coches) dentro de los límites prescritos, para permitir que los autos más grandes cumplan con los objetivos de dimensión”, afirma el órgano rector del deporte motor.

Por otro lado, se acordó que los autos del WRC con tracción en sus cuatro ruedas volverán a tener un proveedor único de neumáticos por vez primera desde 2010, cubriendo las temporadas 2021-2024.

Pirelli fue el último proveedor único en la serie, abarcando el ciclo 2008-2010, pero a partir de 2011, Michelin y DMACK han participado en conjunto. La meta es “reducir los costos al prevenir una escalada en el desarrollo de los neumáticos”.

Otras resoluciones del Consejo incluyen que la estructura del WRC Junior se mantendrá por los siguientes dos años, con el campeón recibiendo un Ford Fiesta R5 con apoyo de fábrica. Además, el monarca del WRC2 en 2020 será recompensado con dos participaciones en la clase estelar con un Fiesta WRC, con asistencia de Ford y Pirelli, que formarán un programa de desarrollo en Finlandia, Reino Unido, Estonia e Italia.

Mientras el calendario preliminar del WRC se anunciará hasta junio, el Promotor de la categoría recibió una extensión de contrato.