Nico Müller, René Rast, Robin Frijns, Jamie Green, Loïc Duval y Mike Rockenfeller, pilotos de Audi en el DTM (FOTO: Audi Sport)

Audi confirmó este miércoles su continuidad en el DTM el próximo año, aunque expresó sus condiciones para seguir en la categoría en 2020.

Ante la salida de Mercedes-Benz al finalizar el campeonato en curso, el responsable de los programas de deporte motor de la marca alemana, Dieter Gass, afirmó estar convencido en la posición en la que se encuentra en la serie de turismos, pese a que solo han logrado una victoria en 12 carreras; sin embargo, urgió a que los directivos encuentren a una tercera constructora en el corto plazo, para así garantizar su permanencia por varios años más.

“Gracias a las tecnologías con visión de futuro como los nuevos motores turbocargados, continuamos viendo mayor potencial”, dijo. “En relación con la tercera constructora que esto requerirá, tengo gran confianza en que el jefe del DTM, Gerhard Berger, traiga a este competidor a la parrilla a más tardar para 2020”.

El directivo había expresado que por la situación que se encarará en 2019, en la que Audi y BMW serán los únicos participantes, una parrilla de 16 coches es lo mínimo que se puede permitir la serie para mantener su viabilidad, dejando abierta la posibilidad de volver a incrementar su número de inscripciones de seis a ocho autos y de asociarse con equipos cliente.

En su anuncio, Audi también destacó los cambios que se implementarán en la serie en la próxima temporada, que incluye el estreno de motores turbocargados de cuatro cilindros, los cuales reemplazarán a las unidades V8 normalmente aspiradas.

Durante el verano se ha mencionado que Aston Martin podría ingresar al DTM en 2020, en una asociación que involucraría a HWA, que hoy es cliente de Mercedes, a Red Bull y a AF Racing, compañía suiza que opera el equipo R-Motorsport, el cual compite en el Blancpain GT Endurance Cup con vehículos GT3 de la marca alemana.